19/5/15

¿Qué tú haces quéee?: Peligrosas adicciones

 
¿Qué tú haces quéee?: Peligrosas adicciones

Todo en exceso causa daño, pero hay adicciones que en verdad rompen el molde. Aquí te contamos sobre algunas de ellas.

primerahora.com

La gente “rara” siempre ha llamado la atención. Desde atracciones en circos hasta reality shows, lo que se sale de la norma trae cola y genera controversia.

El comportamiento de algunas personas no es excepción. Hay quienes comienzan por un gusto hasta desarrollar una adicción que, en ocasiones, les cuesta la vida.

En un caso reportado del 2011, Samantha Jenkins, de 19 años,  comía hasta 14 chicles “sugar-free” al día. A nadie le pareció extraño hasta que “Sam”, como la apodaban, sintió malestar y fue llevada al hospital, falleciendo poco después, y se determinó que la causa de muerte fue falta de oxígeno en el organismo (hipoxia) causada por convulsiones por bajos niveles de sal, calcio y magnesio en su cuerpo. ¿La causa? El edulcorante (aspartame) en los chicles que tanto le gustaban, según reportó el diario The Daily Mirror de Inglaterra.

Todo en exceso causa daño, pero hay adicciones que en verdad rompen el molde. Aquí te contamos sobre algunas de ellas:

1.Papel higiénico: Una mujer identificada como Jade Sylvester se antojó de comer papel de baño durante su embarazo –se cree que porque su cuerpo le pedía celulosa- pero, a año y medio de parir, seguía con su “merienda” diaria. Se llegó a reportar que se comía un rollo al día.

2.Ketchup:
Melissa Ibbitson comenzó a echarle la salsa de tomate hasta al helado y llegó al punto de que se toma el condimento en vaso.

3.Gasolina: Aparte de que podría costarle la vida, una muchacha que fue solo identificada como Shannon en el programa “My strange addiction” de TLC aceptó que se tomaba unas 12 cucharadas del combustible cada día, aunque admitió que le causa dolor de garganta y malestar.

4.Jabón: Tempestt Henderson, de Florida, Estados Unidos, es adicta a comer jabón –de bañarse, de lavar ropa, etc.- y puede ingerir hasta cinco pastillas de jabón a la semana. Sus doctores determinaron que el trastorno se debía al estrés.

5.Ambientador de aire: En el programa de TLC se presentó el caso de una mujer que usaba los “air fresheners” como si fueran sprays bucales, llegando a rociarse la boca hasta 50 veces al día, gastando 20 latas a la semana.

6.Talco: Un caso reportaba que una mujer llamada Jade aspiraba talco de bebé y en 16 años  había consumido más de mil libras del compuesto.

7.Tierra: Las personas con esta adicción sufren de “geofagia” y se cree que lo ocasiona la necesidad de consumir fósforo, una señal de deficiencia nutricional.

8.Funerales: Este último no es comida, pero igual está de locos. Un hombre en Brasil (el primero en esta lista) hasta dejó de trabajar para ir a entierros. Durante los últimos 20 años, Luis Squarisi prende el radio para enterarse de si alguien ha muerto y, si no encuentra ninguna noticia, llama a los hospitales. Ha llegado a convertirse en una especie de celebridad.

13/5/15

Una tinta creada a partir de pulmones de fumadores para luchar contra el tabaquismo


Una tinta creada a partir de pulmones de fumadores para luchar contra el tabaquismo

Las autoridades tailandesas han puesto en marcha una campaña para frenar el tabaquismo en el país. Para ello han creado una tinta a base de tinta de pulmones de fumadores.

antena3.com

Fumar es malo. Lo saben los que fuman y los que no, pero igual que se conoce esto, se sabe que es adictivo: no es fácil dejar de hacerlo. Las campañas para que los fumadores dejen los cigarrillos son muchas y variadas, apelando con mayor o menor crudeza a los perjudicialesefectos para la salud que tiene esta práctica. Pero esta campaña va un paso más allá: han creado la primera tinta negra a partir de pulmones de fumadores.

La agencia autónoma del gobierno tailandés Thai Health Promotion Foundation, centrada en la promoción de un "estilo de vida saludable"  en Tailandia, ha elaborado, en colaboración con investigadores de la Universidad de Bangkok, esta tinta a partir de la sustancia negra de pulmones donados con el objetivo de convencer a la población para dejar de fumar.

Según explica este nuevo vídeo, una vez embotellada, la tinta se distribuyó por diferentes espacios públicos del país asiático durante 2014 con el propósito de llegar a fumadores actuales y potenciales y mostrarles cómo el tabaco puede dañar sus pulmones y su cuerpo, y también hacerles ver que deben dejar de fumar cuanto antes.

Se pidió a ciudadanos que, con la tinta, escribieran y mandaran mensajes a aquellos que fumaban para convencerles de que dejaran de hacerlo,  y la campaña se hizo viral. Tanto, que desde esta agencia aseguran que los participantes en su programa para dejar de fumar se han incrementado un 500 por ciento en el último año.

El objetivo, cumplido en su país, traspasa ahora fronteras y la agencia lanzó la pasada semana este vídeo en inglés para que los fumadores del resto del mundo se convenzan de lo perjudicial de esta práctica, y de que pueden dejar de fumar y deben hacerlo cuanto antes. "El cuerpo no avisa hasta que ya es demasiado tarde", alertan en el cortometraje.

7/5/15

El adicto jamás decide por sí mismo. Es la adicción la que decide por él


El adicto jamás decide por sí mismo. Es la adicción la que decide por él

saludediciones.com

En el presente artículo, el director general de Clínica Capistrano, el doctor José María Vázquez Roel, profundiza en torno a un aspecto crucial del proceso de curación de una adicción: la relación entre el paciente y su terapeuta.

P.- Doctor, ¿cuáles son los aspectos más problemáticos, o más duros, en la vida de un adicto?


R.- Teniendo en cuenta que se trata de una vida sin libertad, sin autonomía, sin capacidad de decisión propia y, por supuesto, sin autoestima, se podría afirmar que una persona que sufre una determinada dependencia es una persona mutilada, en el sentido de que no está completa. Para estarlo, le falta un elemento primordial: decidir cuándo, cómo y por qué. Es decir, eso que llamamos libertad. El adicto jamás decide por sí mismo. No decide cuándo beber, cuándo dejar de apostar en el juego o cuándo dejar de inyectarse droga. Es la adicción quien decide por él.

P.- ¿No hay lugar para la esperanza en la evolución de un adicto?

R.- Claro que sí, pero ante todo tiene que existir, por su parte, una voluntad acérrima y consolidada para superar su adicción. Y es en este terreno donde el terapeuta, o el equipo de terapeutas que le atienden, desarrollan un papel fundamental.

P.- ¿Bajo qué parámetros, o desde qué perspectiva, ha de desarrollarse esta relación entre el terapeuta y el paciente?

R.- Ante todo, el terapeuta debe procurar que su paciente aliente un sentimiento de esperanza frente a sus posibilidades de recuperación, porque sin esa esperanza cualquier expectativa de mejora resulta improductiva y se ve irremisiblemente frustrada. El paciente debe creer en sus posibilidades para encauzar su vida, para reponer su autoestima y reconquistar su libertad. Si no lo cree, si piensa que su situación se halla en un callejón sin salida, y que es imposible revertir ese contexto, el terapeuta no puede hacer nada por él. Porque, ante todo, es el propio paciente quien ha de decidir curarse y estar convencido de que ese objetivo está a su alcance.

P.- En este sentido, corresponderá al terapeuta proporcionarle las pistas adecuadas para abordar con éxito la recuperación…

R.- El terapeuta, en realidad, es un acompañante. Es alguien, dotado, evidentemente, de unos conocimientos técnicos profundos sobre su especialidad y con una experiencia profesional contrastada, que está, en consecuencia, capacitado para ayudar al paciente a andar el camino que ha de recorrer si quiere volver a ser una persona libre. Ahora bien, insisto en que si el paciente se niega a andar ese camino, si no pone de su parte, si no coge el toro por los cuernos y acepta protagonizar su proceso de recuperación, el profesional no logrará su objetivo, por mucha experiencia que atesora y muchos conocimientos técnicos que acumule.

P.- ¿Cuándo un paciente llega a un centro como Capistrano para participar en una terapia, ha de hacerlo siempre con esa motivación de querer curarse y de saber que es posible conseguirlo?

R.- En realidad, hay muchos tipos de pacientes. En Capistrano lo sabemos bien. Algunos llegan con la firme voluntad de curarse. Saben que atraviesan un mal momento pero están decididos a superarlo, aun siendo conscientes de que la meta es complicada y ardua. Otros, en cambio, recurren a nosotros como quien se agarra a un clavo ardiendo. Son hombres y mujeres que han perdido ya gran parte de sus esperanzas, y, en ocasiones, la fragilidad de su estado de ánimo constituye un contratiempo insalvable para la buena marcha de la terapia. En estos casos, es muy necesario que el terapeuta dedique sus esfuerzos iniciales a promover y fomentar la motivación del paciente, ayudarle a que no se vea a si mismo como un caso perdido, sino como alguien con voluntad propia que está plenamente capacitado para aspirar a una vida mejor, en la que las dependencias no tengan sitio.

P.- ¿Cómo se motiva a un paciente que no cree en su capacidad de recuperación?

R.- Escuchándole. Pero no me refiero a cualquier tipo de escucha, sino a una escucha activa que permita a terapeuta y paciente interactuar de forma eficaz y positiva. Por lo general, los pacientes con un problema de dependencia o adicción arrastran un enorme peso emocional y psicológico del que necesitan liberarse. Y la única manera de hacerlo es soltando ese lastre. ¿Y cómo? Hablando. Sabiendo que son escuchados. Esa es la forma más directa y efectiva que los terapeutas tenemos a nuestro alcance para ayudar a nuestro paciente.

P.- Entonces, resultará imprescindible condicionar al usuario para que hable…

R.- Sí, y a veces eso lleva también su tiempo. No se consigue necesariamente en la primera sesión, ni en la segunda. Hay que motivar al paciente para que nos otorgue su confianza y nos abra su mente y corazón.

P.- Hablaba usted, además, de una escucha activa…


R.- Así es, y me gustaría profundizar un poco en este concepto. Escuchar no significa tan solo oír palabras o frases. Escuchar es también observar cualquier forma de lenguaje, y no únicamente el oral, que nos transmita el paciente. Hay que observar sus gestos, sus posturas, sus miradas, sus reacciones, y, por supuesto, sus silencios. Los silencios son extraordinariamente importantes, porque tras cada silencio se esconde, a menudo, una realidad que el paciente trata de mantener oculta incluso ante él mismo. Es posible que si llegamos a la raíz de la razón de ese ocultamiento hayamos puesto los primeros y decisivos cimientos de la recuperación del paciente.

2/5/15

Adolescentes y Adultos Jóvenes con Trastornos de Abuso del Alcohol Tienen Una Corteza Prefrontal Mas Pequeña 02-05-2015


Adolescentes y Adultos Jóvenes con Trastornos de Abuso del Alcohol Tienen Una Corteza Prefrontal Mas Pequeña


Se sabe que los trastornos por uso del alcohol (AUDs) están asociados con anormalidades de la corteza prefrontal, tálamo, y hemisferios cerebelosos en los adultos. Un estudio de estas mismas estructuras cerebrales en adolescentes y adultos jóvenes con AUDs, encontró una corteza prefrontal pequeña. Investigaciones futuras necesitaran determinar si una corteza prefrontal representa una vulnerabilidad, o una consecuencia, a un inicio temprano en la bebida. Los resultados están publicados en el numero de septiembre de Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

"Este es el primer estudio que examina los tamaños de estas estructuras cerebrales en adolescentes y adultos jóvenes,” dijo Michael D. De Bellis, profesor de psiquiatría y ciencias de la conducta y director del Programa de Investigación del Desarrollo Cerebral del Niño Sano en el Centro Médico de la Universidad de Duke.

"Estudios en adultos con alcoholismo han demostrado generalmente pequeño tamaño del cerebro, pero esto es después de muchos años de un consume elevado,” agrega Susan Tapert, profesora asociada de psiquiatría en la Universidad de California, en San Diego. “Antes de este estudio, no era muy claro que en los adolescentes, con befe tiempo de beber, pudieran mostrar algunas diferencias en el tamaño del cerebro. Sin embargo, con casi uno de tres estudiantes de ultimo año de secundaria bebiendo hasta la borrachera al menos una vez al mes, es critico que entendamos precisamente como afecta al cerebro de estos jóvenes.”

Los investigadores usaron imagines de resonancia magnética para medir los volúmenes de la corteza prefrontal, tálamo, y cerebelo en 14 sujetos (8 hombres, 4 mujeres) con AUDs, y en 28 (16 hombres, 12 mujeres) individuos sociodemograficamente similares sin AUDs, conocidos como “controles.” Los adolescentes eran definidos a los comprendidos entre 13 y 17 años de edad, y los jóvenes adultos los de 18 a 21 años. Todos los sujetos con AUDs fueron reclutados de programas de abuso de sustancias, y tenían trastornos coexistentes de salud mental. Los controles fueron reclutados de la comunidad.

"Nuestros hallazgos muestran que los adolescentes y adultos jóvenes con AUDs tenían un volumen de material blanca en la corteza prefrontal mas pequeño comparado con los controles,” dijo De Bellis. "Los volúmenes del vermis cerebeloso, cerebeloso total, hemisferios cerebelosos derechos e izquierdo, puente/tallo y talámico total no difería entre los grupos. Hubo diferencias significativas en cuanto a sexo entre los grupos, en que los hombres con inicio adolescente del AUDs comparados con los controles tenían volúmenes cerebelosos más pequeños, mientras que los dos grupos de mujeres no diferían en volúmenes cerebelosos. También, el volumen de la corteza prefrontal variaba significativamente en correlación con las medidas de consumo de alcohol. Tomados juntos, estos resultados sugieren que una corteza prefrontal pequeña esta asociada con inicio temprano en la bebida en individuos con trastornos mentales comórbidos, lo cual es muy común en adolescentes con problemas con la bebida y drogas.”

"La corteza prefrontal es una región clave para el pensamiento complejo, la planeación, la inhibición, y la regulación emocional,” dice Tapert. "Podría ser que, con menos material blanca en la corteza prefrontal, la información no se transfiera en esta área tan rápido y eficientemente como se necesita para la clasificación de las complejas decisiones que deben hacer los adultos jóvenes. Podría ser mas difícil inhibir las urgencias, retardar la gratificación, y pensar claramente acerca de las consecuencias de las acciones.” Ella agrega que el cerebelo, que es mas pequeño entre los hombres con un inicio adolescente de AUD, “es una región cerebral clave para la coordinación motora y el ritmo y también para integrar y manejar la información y secuenciar las respuestas de conducta.”

De Bellis y Tapert observan que se necesitaran estudios para determinar si una pequeña corteza prefrontal representa una vulnerabilidad a, o una consecuencia de, inicio temprano en la bebida.

"Pudiera ser que la corteza prefrontal de los adolescentes sea mas vulnerable que el cerebro adulto a los efectos negativos de la bebida,” dice De Bellis. "O que la maduración de la corteza prefrontal se impidiera por los efectos neurotóxicos de las substancias sobre el cerebro adolescente. Otra explicación para el pequeño volumen de la materia blanca de la corteza prefrontal de los adolescentes y de los adultos jóvenes con inicio temprano de AUDs es una vulnerabilidad inherente para el retardo en la maduración de la corteza prefrontal que incrementa el riesgo de un empobrecimiento de la función cognitiva ejecutiva y de abuso de substancias en los adolescentes.”

"Además," dice Tapert, "necesitamos conocer el papel de otras enfermedades mentales en las anormalidades del tamaño del cerebro."

De Bellis y sus colegas están actualmente examinando las funciones cerebrales y cognitivas en adolescentes con problemas de abuso de substancias. "Estamos muy interesados en estudiar si el desarrollo del cerebro adolescente y la función cognitiva se normalizan después de un periodo de tiempo de sobriedad,” dijo.

22/4/15

LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA


LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA

teinteresa.es

Según estiman los expertos reunidos en el IV Congreso Internacional de Patología Dual, que se desarrolla en Barcelona. Más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores, ya que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de "automedicación" para los trastornos que padecen, lo que puede derivar en abuso y adicción.

Así lo cree al menos Nestor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (Sepd), entidad que celebra desde este viernes en Barcelona el IV Congreso Internacional de Patología Dual, con la participación de unos 2.000 expertos internacionales de 70 países.

Y es que, aseguran los promotores de este encuentro, la patología dual, una conducta adictiva y otro trastorno mental, "es una realidad clínica infradiagnosticada".

Sin embargo, "siete de cada 10 pacientes que consultan por un trastorno adictivo, ya sea a sustancias o comportamental, presenta otro trastorno mental", apunta el doctor Szerman.

Las sustancias que se consumen de manera más frecuente son alcohol, tabaco, marihuana y cocaína, seguidas de tranquilizantes y medicamentos para dormir.

"El problema es que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que les predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de 'automedicación' o autorregulación neuropsicobiológica para los trastornos que padecen, pudiendo este proceso derivar en abuso y adicción", explica Szerman.

"Tanto es así", añade, "que más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores".

Los especialistas reunidos en Barcelona abordarán aspectos como los problemas específicos del consumo de nuevas drogas recreativas entre adolescentes, la dependencia emocional, las adicciones comportamentales al juego, a la comida y las nuevas redes sociales, sin perder de vista el doble estigma de los pacientes con patología dual.

31/3/15

Tomar dos o más bebidas alcohólicas al día podría aumentar el riesgo de cáncer pancreático 31-03-2015

 
Tomar dos o más bebidas alcohólicas al día podría aumentar el riesgo de cáncer pancreático

A pesar de ser una enfermedad mortal, existen pocos factores de riesgo conocidos del desarrollo del cáncer pancreático, por lo que es importante descubrir cualquier factor protector o de riesgo para de la enfermedad, incluso si la asociación es débil o pequeña

Los hombres y mujeres que consumen dos o más bebidas alcohólicas al día podrían tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de páncreas, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos. Los resultados del estudio se publican en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer.

La investigación actual recoge datos de 14 estudios que incluían a 862.664 hombres y mujeres sobre su dieta y sus exposiciones ambientales antes de ser diagnosticados con cáncer de páncreas. Los autores identificaron a 2.187 personas diagnosticadas con la enfermedad durante el estudio.

Los resultados mostraron que si los individuos tomaban 30 o más gramos de alcohol al día, algo así como dos bebidas, en comparación con no tomar nada, su riesgo de cáncer pancreático era ligeramente superior.

Aunque los autores no descubrieron una diferencia significativa entre hombres y mujeres, la asociación entre consumo de alcohol y cáncer pancreático se observó entre las mujeres que tomaban dos o más bebidas al día.

En comparación, los investigadores observaron un mayor riesgo entre los hombres que consumían tres o más bebidas diarias. En lo que se refiere al tipo de bebidas alcohólicas no se descubrieron diferencias entre cerveza, bebidas espirituosas o vino.

Según explica Jeanine M. Genkinger, director del estudio, "a pesar de ser una enfermedad mortal, existen pocos factores de riesgo conocidos del desarrollo del cáncer pancreático. En este punto es importante descubrir cualquier factor protector o de riesgo para esta peligrosa enfermedad incluso si los riesgos son débiles o pequeños".


30/3/15

Internet aviva las ludopatías 30-03-2015


Internet aviva las ludopatías

Las apuestas en la red y el póker y bingo «online» están aumentando los transtornos relacionados con el juego y están generando un nuevo perfil de jugador patológico

Las nuevas tecnologías e Internet se están convirtiendo en un nuevo foco de ludopatías. Mucha gente pasa un rato delante del ordenador jugando o comprando por la red y hay quien no sabe frenar y acaba teniendo una dependencia enfermiza de estos hábitos que incluso requieren tratamientos.

Históricamente el ludópata era aquella persona adicta a las máquinas tragaperras o al bingo, pero los expertos ya hablan y tratan cada vez más al jugador patológico «online», aquel que está horas y horas frente al ordenador y que llega a tener problemas mayoritariamente económicos pero también con su entorno. Y, por desgracia, este perfil va a más.

«Cuando una persona deja de ver el juego como un entretenimiento y pasa a ser una necesidad es que existe un problema», explica Susana Jiménez, responsable de la Unidad de Juego Patológico del servicio de Psiquiatría del Hospital de Bellvitge de Barcelona. El centro, pionero en este tipo de atención, ha notado un aumento significativo de este jugador patológico.

El principal ludópta sigue siendo, con diferencia, el jugador de máquinas, pero en los últimos años han notado una bajada de este perfil. En 2012 el 13% de las adicciones al juego de Bellvitge tenían que ver con la red, una cifra que va subiendo. Básicamente, se trata de apuestas, bingo o póker «online» que enganchan a universitarios, que acaban sufriendo serios problemas económicos por culpa de este vicio.


«Perdí el rumbo»

Roger F. puede dar fe de ello. Pasó siete años viciado a las apuestas deportivas por Internet, en los que acabó aislándose y llegó incluso a perder su pareja. «Al principio tuve buenos resultados, pero la situación degeneró: cada vez pasaba más tiempo en la red, quería ganar más y perdí el rumbo totalmente y esto me afectó en mi vida personal y económica», explica.

«Tenía un orgullo desmesurado y quería arreglar la situación económica yo solo, pero todo empeoraba. Hasta que un día dije ‘basta’», detalla este barcelonés de 33 años. Para él, lo peor era «lo solo que estaba y la de mentiras que tuve que decir» y lo más complicado fue «decidir que necesitas ayuda, quitarte el orgullo de encima y comentarlo con la familia», recuerda.

Roger explica que «por suerte, no me he endeudado». No ha ahorrado nada pero no ha dejado de pagar el alquiler ni de cubrir sus necesidades. Otros compañeros de terapia no pueden decir lo mismo: en Bellvitge llegan a ver casos en los que el paciente debe 100.000 euros o más.

En menor medida, pero no menos importantes, están los casos de compra compulsiva «online» gracias al auge de las webs que ofrecen productos de grandes marcas a precios muy asequibles. Afecta especialmente a mujeres con buenas profesiones que «acumulan deudas, en algún caso terribles», incide la experta en juego.

La Unidad del Juego Patológico también está notando más consultas de personas enganchadas a las redes sociales y sus juegos. El año pasado éstas fueron el 10% de las consultas que llegó a la unidad y también van a más. Las adicciones llegan especialmente por el uso desmesurado de aplicaciones como la granja de Facebook o el juego de rol ‘World of Warcraft’. «Hay gente que se pasa 16 o 18 horas al día jugando», sentencia Jiménez.

«Que el juego es un vicio que no tiene arreglo es mentira», sentencia la experta. En España casi el 2% de la población sufre problemas de juego, y con una buena terapia es posible salir de esta enfermedad: el 70% de los pacientes de la Unidad del Juego de Bellviteg consigue dejar esta adicción sin sufrir ni una recaída.


29/3/15

Según un estudio, los conductores designados beben a menudo 29-03-2015


Según un estudio, los conductores designados beben a menudo

Aunque la mayoría se abstienen, el 35 por ciento tenían alcohol en la sangre y algunos estaban legalmente borrachos

Disponer de un conductor designado parece una gran idea, pero un estudio reciente halló que más de un tercio de los que se suponía que debían llevar a los amigos con el automóvil a casa de forma segura habían bebido.

Y algunos estaban ebrios legalmente.

El estudio tiene limitaciones que le impiden ser definitivo y los investigadores no están seguros de cuánto peligro hay al contar con un conductor designado que ha tomado un trago o dos. Pero, según Adam Barry, autor del estudio y profesor asistente en la Universidad de Florida, el mensaje está claro. Algunos conductores designados beben cuando no deberían hacerlo.

"Aunque hubo más conductores designados que no bebieron que los que sí lo hicieron, lo que es bueno, hay personas que son seleccionadas porque son las que menos han bebido o son los que están menos ebrios o han conducido ebrios antes", comentó Barry. "La única opción realmente segura es no beber en absoluto".

Los investigadores, todos ellos de la Universidad de Florida, Gainesville, acudieron a una zona universitaria no identificada y hablaron con casi 1,100 clientes de bar, la mayoría blancos, varones y en edad universitaria. Luego hicieron pruebas de alcoholemia a 165 personas que afirmaron que iban a ser los conductores designados, los que se supone que llevan a sus amigos en automóvil a casa para que los demás puedan beber.

El 65 por ciento, o 108, de los conductores designados no tenían nada de alcohol en su cuerpo. El 17 por ciento, o 28 de ellos, tenían un nivel de alcohol en sangre de entre 0.02 y 0.049 (gramos de alcohol por 210 litros de aliento). Y el 18 por ciento, o 29 personas, tenían 0.05 o más, cuando el límite legal es a partir de 0.08.

No está claro cuántos de los conductores designados realmente condujeron después de las pruebas de alcoholemia, y los investigadores tampoco saben si fueron capaces de recobrar la sobriedad antes de conducir.

Los investigadores tampoco examinaron cuántos conductores designados estaban legalmente borrachos con un nivel de 0.08 o mayor. Barry señaló que los investigadores observaron a los que estaban por encima de 0.05 porque los expertos piensan que la incapacidad para conducir con ese nivel es muy significativa; algunos de los defensores de la salud pública desean bajar el nivel legal para conducir a 0.05.

Se puede arrestar a las personas por conducir ebrias a niveles por debajo de 0.08, pero para ello deben mostrar signos de embriaguez.

¿Por qué tiene importancia si los conductores designados solo han bebido un poco de alcohol? Barry afirmó que podrían tener más dificultades al llevar a los pasajeros bebidos con el automóvil. "Llevan en el automóvil a pasajeros alborotadores y revoltosos, y la música puesta; son muchos factores conflictivos para su habilidad de procesar la información y frenar y conducir de manera efectiva", explicó.

¿Es realista esperar que los conductores designados no beban en absoluto? James Lange, investigador sobre el alcohol y coordinador de las Iniciativas sobre el Alcohol y otras drogas en la Universidad Estatal de San Diego, dijo que sí que lo es.

Ya que la tolerancia al alcohol de las personas varía, "me resultaría difícil afirmar que cierta cantidad de alcohol está bien", señaló Lange. "La recomendación más sencilla es que no beban en absoluto".

E. Scott Geller, profesor que estudia el consumo de alcohol en la Universidad Tecnológica de Virginia, sugirió que "no deberíamos confiar en que un conductor designado esté sobrio". En lugar de eso, afirmó, debería haber maneras de garantizar que no beben, como, por ejemplo, dar alguna recompensa en una fiesta o un bar si su prueba de alcoholemia demuestra que no han bebido.

El estudio aparece en la edición de julio de la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs.