26/8/18

El romance podría alejar a los adultos jóvenes del alcohol y la marihuana [26-8-18]

El romance podría alejar a los adultos jóvenes del alcohol y la marihuana

El romance podría alejar a los adultos jóvenes del alcohol y la marihuana

Un estudio encuentra que es menos probable que las parejas abusen de sustancias tras la secundaria que los solteros

Los adultos jóvenes que están en una relación romántica en los dos años tras la secundaria son menos propensos a participar en consumo excesivo de alcohol o a fumar marihuana, revela una investigación reciente.

El hallazgo agrega a investigaciones anteriores que habían demostrado que el matrimonio tiene un efecto protector similar con relación al abuso de drogas y alcohol.

“No estoy diciendo que debamos abrir servicios de citas”, apuntó en un comunicado de prensa el autor del estudio Charles Fleming, científico investigador de la Universidad de Washington. “Pero es algo que los padres deben saber, así como otras personas que trabajan con adultos jóvenes de esta época”.

Fleming y su equipo informan sobre sus hallazgos en la edición de junio de la revista Journal of Health and Social Behavior.

La observación proviene de una encuesta lanzada inicialmente a principios de los 90, que dio seguimiento a más de 900 adolescentes de ambos sexos en primer o segundo curso hasta dos años tras su graduación de secundaria.

Los autores del estudio encontraron que aunque los solteros de 19 a 20 años en realidad habían fumado y bebido menos que sus pares en la secundaria, cuando llegaban al inicio de la adultez joven los roles de consumo se habían invertido.

“Alcanzan y tal vez superan a sus pares”, advirtió Fleming, en referencia al hallazgo de que a esa edad, los individuos solteros en realidad tenían 40 por ciento más probabilidades de fumar marihuana que los que seguían viviendo solos pero estaban en una relación.

Fleming y colegas teorizaron que el respaldo de la pareja podría explicar el hallazgo, además de la probabilidad de que los que están en relaciones sean más felices y pasen menos tiempo socializando entre abusadores de sustancias en bares o fiestas.

Sin embargo, las relaciones no siempre aportaban una función de protección. El estudio además reveló que los que estaban en una relación con un bebedor empedernido o usuario de marihuana eran de hecho más propensos, no menos, a también fumar o beber.
 

17/8/18

Adicción a nuevas tecnologías provoca ansiedad y desmemoria

Adicción a nuevas tecnologías provoca ansiedad y desmemoria


Adicción a nuevas tecnologías provoca ansiedad y desmemoria

De los 13 a los 22 años de edad, es la etapa en que se desarrolla una mayor adicción al uso de los aparatos

debate.com.mx

Los jóvenes que usan intensivamente el celular y otros dispositivos inteligentes pueden ser víctimas de una serie de adicciones, unas más graves que otras, indicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Entre estos trastornos se encuentran  ansiedad, adicción y desmemoria.

Julissa del Rosario Ibáñez Ruelas del Hospital General de Zona No. 71, indicó que retrasar el uso del celular en los adolescentes puede contribuir a que los padres prevengan situaciones conflictivas a futuro, sobre todo porque el uso constante de dispositivos electrónicos genera dependencia, la cual puede ocasionar disminución en el rendimiento de tareas escolares o laborales tratándose de personas adultas.

Hay una constante al presentar manifestaciones adictivas, cuanto más temprano les dan los papás el celular, la adicción es mayor y aumenta el aislamiento familiar, advirtió la psiquiatra.

Señaló que lo anterior puede repercutir no sólo en las relaciones sociales del individuo, sino también en su desempeño, como el ámbito laboral, ya que no se van a cumplir al cien por ciento las obligaciones laborales, mientras se hagan ambas acciones simultáneas.

Finalmente, la especialista indicó que tener aparatos eléctricos encendidos cuando no es necesario hacerlo, así como dormir con el celular a un lado, puede contribuir a incrementar estados ansiosos, toda vez que el cerebro no descansa por dichos artefactos.

18/12/17

La adicción al bronceado estaría asociado con otros trastornos psicológicos [18-12-17]


La adicción al bronceado estaría asociado con otros trastornos psicológicos

La adicción al bronceado estaría asociada con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y la dismorfia corporal, según asegura un equipo de Estados Unidos.

"Existe muy poca literatura médica, aunque en aumento, sobre la correlación psiquiátrica del bronceado excesivo y necesitamos más información para comprender por qué ocurriría", señalaron Lisham Ashrafioun, estudiante de Bowling Green State University, Ohio, y la doctora Erin E. Bonar, del Centro de Investigación de las Adicciones de University of Michigan, Ann Arbor.

"Eso permitiría conocer cuándo el bronceado excesivo podría considerarse un trastorno asociado con las adicciones, un síntoma de otros trastornos psiquiátricos o una conducta de riesgo, lo que ayudaría a diseñar estrategias de prevención e intervención", indicaron por e-mail.

Ashrafioun y Bonar evaluaron la relación entre distintas características del bronceado, la demografía, la psicología y el consumo de sustancias y la adicción al bronceado en un estudio cruzado sobre 533 participantes.

A los que reunían por lo menos tres de los ochos criterios de adicción al bronceado en el manual DSM, se los consideró dependientes del bronceado.

A los que respondieron afirmativamente dos de las cuatro preguntas de la versión específica del cuestionario CAGE de adicción al alcohol, se los consideró con conductas de riesgo hacia el bronceado.

El 31 por ciento era adicto al bronceado y el 12 por ciento tenía conductas de riesgo, según publica el equipo en Journal of the American Academy of Dermatology.

En los análisis de regresión logística, el sexo femenino y la pesquisa positiva para la dismorfia corporal y el TOC permitieron predecir significativamente la adicción al bronceado.

En cambio, en el modelo para evaluar las conductas de riesgo, sólo la pesquisa positiva para el TOC tuvo un valor predictivo significativo.

La frecuencia del bronceado en los últimos 30 días fue el valor más fuertemente asociado con las conductas de riesgo y la adicción al bronceado. Esa asociación fue aún mayor en los participantes que se habían bronceado por lo menos nueve veces en los últimos 30 días.

El bronceado excesivo no estuvo asociado con la depresión o el consumo de sustancias.

"También nos sorprendió cuán frecuentes eran algunos síntomas similares a los de la adicción al bronceado en lo participantes que no reunían los criterios de adicción", indicó el equipo.

El doctor Bryon Adinoff, que no participó del estudio, opinó que la relación entre las conductas de riesgo hacia el bronceado, el sexo femenino y el síndrome de dismorfia corporal coincide con resultados previos.

"La relación con el TOC fue inesperada", indicó por e-mail Adinoff, del Sistema de Salud de Asuntos de los Veteranos de Texas del Norte y del Centro Médico de UT Southwestern, Dallas.

"No existe un tratamiento para este trastorno, una designación que aún es incierta () Ninguna organización formal lo reconoce como trastorno o adicción -dijo-. El mejor enfoque, por ahora, es la educación: informar sobre los peligros del bronceado, en especial a los usuarios de las camas solares (muchos piensan que son seguras)."

"Se necesitan más estudios para comprender la biología del problema (es decir, ¿por qué la radiación UV es adictiva? ¿Cuáles son los mecanismos biológicos que traducen la radiación UV al cerebro) y desarrollar los tratamientos necesarios", finalizó Adinoff.

22/11/17

Un estudio sugiere que los cigarrillos caros y las viviendas libres de humo ayudan a controlar el hábito [22-11-17]


Un estudio sugiere que los cigarrillos caros y las viviendas libres de humo ayudan a controlar el hábito

Los hallazgos aplican especialmente a los fumadores de bajos ingresos

Los fumadores de bajos ingresos fuman menos cuando los cigarrillos son aros y las viviendas tienen políticas libres de humo, según un estudio reciente.

El uso de tabaco entre las personas con bajos ingresos sigue siendo alto, apuntaron los investigadores, pero sus hallazgos podrían ayudar a conformar las políticas públicas que buscan la cesación del tabaquismo.

"Lo importante es que los profesionales clínicos deben enfatizar las normas sociales sobre el uso del tabaco y deben animar y debatir sobre las estrategias a seguir para que todos los fumadores adopten viviendas libres de humo", señaló la primera autora del estudio, la Dra. Maya Vijayaraghavan, profesora clínica del departamento de medicina familiar y preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego.

"Además, hay mucho interés en aumentar los precios de los cigarrillos para reducir el tabaquismo", comentó Vijayaraghavan en un comunicado de prensa de la universidad. "Aunque contamos con evidencia de que unos aumentos moderados reducen la conducta de tabaquismo en todos los grupos de ingresos, es importante aunar a esto una política de respaldo para que los fumadores de bajos ingresos abandonen el hábito con éxito".

El estudio de datos de la Oficina del Censo de EE. UU., que se publicó en la edición del 17 de octubre de la revista American Journal of Public Health, sugirió que las personas de todos los niveles de ingresos fuman menos cuando un paquete de cigarrillos cuesta 4.50 dólares o más, apuntó el investigador principal, John Pierce, profesor y director de ciencias poblacionales de la universidad.

"Vivir en un estado en que el precio promedio pagado por los cigarrillos es bajo (de 3.20 dólares o menos por paquete) significa que todos los fumadores, independientemente de sus ingresos, fumarán más que los que viven en un estado con unos precios más altos", señaló Pierce.

Los investigadores también hallaron que tener una vivienda libre de humo no solo controla el uso del tabaco, sino que ayuda a prevenir las recaídas de los que intentan abandonar el hábito.

"El precio es un disuasorio de fumar, pero abandonar el hábito con éxito (90 o más días) se asoció en este estudio solo con una vivienda libre de humo", comentó Pierce.

Los investigadores dijeron que los fumadores de bajos ingresos son menos propensos a tener políticas libres de humo en casa, dado que con frecuencia más de una persona fuma en la casa.

Pero anotaron que todo el que desee dejar de fumar en serio deben pensar en que en su vivienda haya una regla de no fumar.

Vijayaraghavan añadió que otra forma de disuadir de que se fume sería aumentar la regulación del humo de segunda mano en las viviendas públicas. "Esto podría cambiar las normas sobre fumar entre las poblaciones de bajos ingresos que viven en viviendas públicas", planteó.

Para el estudio, los investigadores examinaron información sobre 150,000 adultos de una encuesta nacional sobre el uso de tabaco llevada a cabo por la Oficina del Censo de EE. UU. entre 2006 y 2007. Los participantes proveyeron información sobre sus ingresos y hábitos de tabaquismo.

8/11/17

Tabaquismo, causante de enfermedades y casi todos los cánceres [8-11-17]


Tabaquismo, causante de enfermedades y casi todos los cánceres

El humo del cigarro afecta todo el organismo, dientes y las manos se manchan, además afectarse las cuerdas vocales

Debido al uso de químicos en el proceso del tabaco, el cigarro se ha convertido en el principal factor de riesgo para desarrollar Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), Enfisema Pulmonar, así como casi todos los tipos de cáncer y padecimientos cardiovasculares.

"El cáncer que podría padecer un fumador puede ser en cualquier parte, desde colon, laringe, estómago, recto, vejiga, páncreas, esófago, mama, riñones, lengua, boca, traquea y pulmones. De 100 pacientes con estos padecimientos 90 son fumadores", advirtió el especialista Rubén Santoyo Ayala.

En entrevista, el subdirector del Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS en Jalisco, detalló que el humo del cigarro entra al cuerpo humano afectando todo el organismo, incluso los dientes y manos se manchan y se deterioran, la voz también porque se afectan las cuerdas vocales.

Refirió que las grandes tabacaleras hacen una mezcla importante en el proceso del tabaco. "Tienen más de cuatro mil productos químicos, de estos 200 son nocivos para la salud, pero más de 50 son los que producen cáncer al humano, es decir, son los más peligrosos", dijo.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo, Santoyo Ayala añadió que lo más lamentable es que cada vez son más jóvenes las personas que presentan EPOC, mismos que posteriormente podrían desarrollar enfermedades más graves como Enfisema Pulmonar o diversos tipos de cáncer.

"Antes veíamos pacientes de 50 o 60 años, ahora muchos desde los 40 ya empiezan con estos problemas a causa del tabaquismo", comentó el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Asimismo, aseguró que el tabaquismo es causante de pacientes con problemas cardiovasculares, con neumonía, hipertensos y diabéticos, ya que las sustancias tóxicas que contiene el cigarro afecta en general a todo el organismo.

Sin embargo, lamentó que la realidad es que en el mundo existen alrededor de mil millones de fumadores, de ellos 17.7 millones están en México. "Hay estudios que señalan que el poder adictivo de la nicotina es más poderoso cinco veces que el de la cocaína y la heroína", acotó.

Añadió que las leyes han cambiado a nivel mundial y se ha avanzado en la concientización sobre el daño que provoca el tabaco, pero es necesario intensificar esta tarea desde diferentes trincheras, ya que la adicción al cigarro es mucho por imitación.

"Si los padres fuman los hijos podrían ser fumadores; los jóvenes incluso imitan a sus artistas favoritos, a sus amigos, fuman para sentirse aceptados. En México muchas personas empiezan a fumar entre los ocho y 12 años de edad, eso es muy grave", apuntó.

En ocasión del Día Mundial Sin Tabaco este año la Organización Mundial de la Salud tiene como tema prioritario la necesidad de poner fin al comercio ilícito de productos de tabaco, al respecto Santoyo Ayala r ecalcó la importancia de combatir el contrabando.

Precisó que la manera en la que se hacen los cigarros de contrabando es diferente al de las tabacaleras, debido a que muchas veces es papel molido con algunos contenidos que se desconocen, sobre todo no se sabe el daño que pueden ocasionar.

3/11/17

La adicción a las drogas es más grave durante la adolescencia [3-11-17]


La adicción a las drogas es más grave durante la adolescencia

El mayor problema de salud pública en Estados Unidos no es la obesidad, como muchos podrían suponer, indica una organización de política pública. El Centro Nacional de Adicción y Abuso de Sustancias estadounidense, también conocido como CASA, no deja dudas en cuanto al tema, al titular su último estudio: Adolescent Substance Use: America’s No. 1 Public Health Problem (Uso de sustancias entre adolescentes: el problema No. 1 de salud pública en Estados Unidos)

El informe publicado concluye que el consumo de alcohol, el uso del tabaco y la marihuana, y el abuso de medicamentos de prescripción está en aumento entre los adolescentes. Eso no es muy sorprendente, pero podría serlo: CASA encontró que nueve de cada 10 adultos adictos comenzaron antes de la edad de 18 años, en comparación con uno de cada 25 estadounidenses que comenzaron a consumir estas sustancias a la edad de 21 años o más.

En México una cuarta parte de la población adolescente (el 25.4% ), de entre 12 y 15 años, ha consumido drogas como marihuana, cocaína y estimulantes. Además existen 14 millones de fumadores menores de edad, según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008.

Otro dato: el 75% de los estudiantes de nivel medio superior ha utilizado sustancias adictivas, y uno de cada cinco de ellos cumple con los criterios médicos de adicción.

Los investigadores creen que el cerebro de un adolescente está aún en desarrollo en las áreas que conducen a la toma de decisiones, el juicio, el control de los impulsos y las emociones, por lo que los adolescentes son más propensos que los adultos a probar drogas como el tabaco, el alcohol y otras.

El estudio, realizado principalmente a través de encuestas en línea, recopiló información de 1,000 estudiantes de nivel medio superior, 1,000 padres y madres de estudiantes de nivel medio superior, 500 miembros del personal de la escuela y una serie de otros estudios y artículos. Los resultados finales determinaron que las cuatro principales sustancias utilizadas entre los adolescentes son:

1) Alcohol

2) Tabaco

3) Marihuana

4) Medicamentos con receta

“Estas clasificaciones combinan la disponibilidad de estas sustancias con la percepción de daño”, dice Susan Foster, vicepresidenta y directora de investigación y análisis de políticas de CASA. En otras palabras, usar drogas, alcohol y tabaco es un riesgo para la salud, pero como un joven adolescente, la búsqueda de ellas y su obtención también conlleva algunos riesgos.

Entonces, ¿quién es el culpable del abuso de sustancias entre los adolescentes? Hay mucha culpa para repartir, dice Foster. La publicidad seductora del alcohol y el tabaco tiene algo de responsabilidad, al igual que los anuncios farmacéuticos que presentan píldoras para cualquier mal. Los medios de comunicación en general, también tienen responsabilidad por minimizar o enaltecer personajes que están ebrias o drogados, según el informe. Incluso los padres tienen una mención no tan honorable, ya sea por mirar hacia otro lado cuando sus hijos adolescentes experimentan con sustancias adictivas, o por pensar que esta experimentación es sólo un rito de paso en el camino hacia la edad adulta.

Los problemas asociados con el abuso de sustancias no se limitan a la salud y la seguridad. También representan un enorme problema financiero a la economía estadounidense. CASA cita el costo total de los gobiernos federal, estatales y locales, por lo menos en 467,700 millones de dólares por año, lo que ubica en casi 1,500 dólares por cada estadounidense. Y estos costos en gran parte proceden de esos usuarios adolescentes, de acuerdo con CASA.

Entonces, ¿cuál es la respuesta? En primer lugar, los padres necesitan relacionarse con los adolescentes desde el principio, y enseñarles los peligros de jugar y experimentar con este tipo de sustancias adictivas, indica el informe. Además, los medios de comunicación deben ser alentados para dejar de hacer al tabaco y al alcohol productos tan atractivos.

“CASA quiere que la industria del cuidado de la salud intervenga y haga su parte también”, dice Foster. Se está instando a los proveedores de salud para que detecten sustancias y estén dispuestos a aconsejar a los adolescentes acerca de medidas preventivas y de intervención.

2/11/17

LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA [2-11-17]


LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA

Según estiman los expertos reunidos en el IV Congreso Internacional de Patología Dual, que se desarrolla en Barcelona. Más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores, ya que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de "automedicación" para los trastornos que padecen, lo que puede derivar en abuso y adicción.

Así lo cree al menos Nestor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (Sepd), entidad que celebra desde este viernes en Barcelona el IV Congreso Internacional de Patología Dual, con la participación de unos 2.000 expertos internacionales de 70 países.

Y es que, aseguran los promotores de este encuentro, la patología dual, una conducta adictiva y otro trastorno mental, "es una realidad clínica infradiagnosticada".

Sin embargo, "siete de cada 10 pacientes que consultan por un trastorno adictivo, ya sea a sustancias o comportamental, presenta otro trastorno mental", apunta el doctor Szerman.

Las sustancias que se consumen de manera más frecuente son alcohol, tabaco, marihuana y cocaína, seguidas de tranquilizantes y medicamentos para dormir.

"El problema es que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que les predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de 'automedicación' o autorregulación neuropsicobiológica para los trastornos que padecen, pudiendo este proceso derivar en abuso y adicción", explica Szerman.

"Tanto es así", añade, "que más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores".

Los especialistas reunidos en Barcelona abordarán aspectos como los problemas específicos del consumo de nuevas drogas recreativas entre adolescentes, la dependencia emocional, las adicciones comportamentales al juego, a la comida y las nuevas redes sociales, sin perder de vista el doble estigma de los pacientes con patología dual.

29/10/17

El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal [29-10-17]


El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es la segunda causa de mortalidad debida al cáncer


El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal y también con la ubicación de los tumores, según un estudio de la Universidad Norhwest (Estados Unidos) que se publica en la revista Archives of Internal Medicine.

El control de los pacientes asintomáticos es un sistema importante para reducir esta mortalidad, ya que cuando los pacientes comienzan a experimentar los síntomas el cáncer podría haber llegado a un punto en el que no existe curación. Los especialistas recomiendan a los pacientes pasar por análisis a los 50 años. Sin embargo, podrían recomendar dichas pruebas a edades más precoces cuando existan ciertos factores de riesgo como los antecedentes familiares.

Los científicos examinaron los registros de 161.172 pacientes con cáncer colorrectal para evaluar si ciertos factores de riesgo, como el consumo de tabaco y alcohol, deberían ser tenidos en cuenta a la hora de considerar revisiones. Analizaron la relación entre el consumo de estas sustancias y la edad de inicio del cáncer de colon así como su ubicación, distal o proximal.

Los pacientes que fueron clasificados como consumidores de tabaco o alcohol, definidos como aquellos que habían fumado o bebido alcohol en el año anterior, desarrollaron cáncer a edades más jóvenes que aquellos que no fumaban o bebían. Los consumidores que consumían estas sustancias en el momento del estudio desarrollaron cáncer una media de 7,8 años antes que aquellos que nunca habían fumado o bebido alcohol.

Los investigadores también descubrieron que aquellos que nunca habían fumado pero sí habían tomado alcohol o aquellos que habían bebido pero no fumado fueron una media de 5,2 años más jóvenes cuando se les realizó el diagnóstico de cáncer que los que ni fumaron ni bebieron nunca.

Además, el consumo de alcohol y tabaco estaba asociado con una mayor probabilidad de tumores colorrectales distales, aunque las mujeres en todas las categorías fueron menos propensas a tener cáncer distal que los hombres.