15/1/15

Estudio revela que videojuegos crean adicción como las drogas o el alcohol 15-01-2015


Estudio revela que videojuegos crean adicción como las drogas o el alcohol

Los videojuegos crean adicción y actúan sobre el cerebro de la misma manera que otras sustancias que crean dependencia como la marihuana o el alcohol, según un estudio de científicos alemanes presentado este lunes en Viena.

"Las reacciones cerebrales de las personas que juegan con videojuegos en exceso son similares a las de los alcohólicos o los adictos al cannabis", dijo Ralf Thalemann, del Instituto de Medicina Psicológica de la Universidad Charité de Berlín.

Este estudio se presentó en Viena en el V Foro Europeo de Investigadores de Neurociencia, que se celebra desde el 8 al 12 de julio y que reúne a miles de científicos que estudian los procesos cerebrales, según un comunicado del congreso sobre ese estudio.

Si los jugadores de videojuegos someten al cerebro de forma continua a ciertos estímulos de recompensa que causan la liberación de cantidades crecientes del neuro-transmisor llamado dopamina, se crea "una memoria de la adicción" que tiene efecto en la actividad cerebral.

En pruebas realizadas a más de 7.000 personas, los investigadores descubrieron que más de un 10 por ciento tenía esa "memoria de la adicción" grabada en el cerebro.

El equipo de investigadores liderado por Thalemann quiso investigar cuál era el resultado cerebral de esa "adicción" y para ello comparó las reacciones cerebrales que suscitaban imágenes de un videojuego en 15 jugadores "normales" con otros 15 que pasaban mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador.

Los científicos comprobaron que los jugadores que dedicaban más horas a su afición tenían una actividad cerebral mucho más elevada que los otros ante ese estímulo, y que las imágenes de los videojuegos tenían una asociación positiva para ellos.

El científico sugirió que los padres que sospechen que sus hijos son adictos a los videojuegos deberían buscarles otras actividades alternativas que cumplan la misma función de "elevar el amor propio" de los jóvenes.
 

6/1/15

Cómo puedes dejar la adicción al azúcar


Cómo puedes dejar la adicción al azúcar

Como en toda dependencia, sacar lo dulce de tu vida exige un convencimiento pleno, pero también algunas ayudas que te hagan el proceso más sencillo.

telemundochicago.com

La adicción al azúcar ha sido equiparada a cualquier otra dependencia que pueda tenerse, inclusive a la de las drogas. La razón es que, al igual que éstas, comer azúcar provoca la liberación de serotonina, que es la hormona asociada con el bienestar. Por ello hacerse el propósito de dejarla puede resultar más difícil de lo que se piensa.

Sin embargo, nada es imposible si se tiene la voluntad para ello y es posible lograr eliminar el consumo de azúcar, ya sea de manera directa o asociada a un sin número de productos que –lo más seguro- asociamos a lindas etapas de la infancia, cuando las recompensas y premios corrían de la mano de un helado triple, un algodón de azúcar o pequeños y coloridos caramelos.

Por fortuna para ti, si estás empeñada en reducir el consumo de azúcar, es que hoy en día cuentas con una serie de trucos que te harán más sencillo lograr tu cometido. Aquí te compartimos algunos. A ver qué te parecen estas recomendaciones recabadas con las experiencias de afortunados ex adictos al dulce.

1) Ve gradual. Pretender dejar de consumir azúcar de manera abrupta, sólo es una invitación para que la derrota asome la cara. Podrás hacerlo una o dos semanas, pero después la ansiedad que te provocará su falta hará que te pongas hasta de cabeza con tal de endulzar tus comidas.

Así, la mejor sugerencia en este caso, es reducir el consumo de manera gradual e incluir en este esquema a todos los alimentos que tienen azúcar escondida. De esa forma te darás cuenta de qué tan grande es tu adicción y si hoy consumes unas 15 cucharadas al día, que tu propósito sea que tu cuenta diaria quede en 8 para la próxima semana.

Y cada semana o cada 10 días ve reduciendo el consumo hasta que quede en nada o en muy poco. Esto es posible porque tus papilas gustativas se irán limpiando de la saturación del dulce para que puedas empezar a apreciar los sabores de cada alimento de manera natural.

2) Bebe más agua. Éste es un excelente remedio para calmar la ansiedad por falta de comida o de dulce, debido a después de unos minutos tu cerebro recibirá la orden de saciedad y tú podrás seguir con tranquilidad tu proceso de desintoxicación.

3) Ayuda externa. Consulta con tu médico si puedes consumir Gymnema Sylvestre, una planta trepadora usada durante siglos en la medicina ayurvédica, que ayuda a reducir los antojos de azúcar al actuar sobre el páncreas. Esto permite que mantengas un nivel constante de azúcar en la sangre, disminuye la ansiedad y evita la hipoglucemia.

Algunas personas llaman a la Gymnema el “asesino del dulce” porque tiene la capacidad de destruir el sabor del azúcar en la lengua y hacer que la percibas mucho menos atractiva y antojable. Viene en varias presentaciones, pero en líquida o en cápsulas son las que mayor demanda tienen.

4) Adiós a todas las variedades. Si ya la sacaste de tu vida, también saca el azúcar de tu casa. Mientras vas cambiando de hábitos y mejora tu gusto, ve haciendo una depuración de productos que guardas en casa y regala o tira todos aquellos que son una fuente de dulce: cajeta, mermeladas, refrescos, galletas y un larguísimo etcétera entran en esta categoría.

La idea es que evites tentaciones mientras refuerzas tus nuevos y saludables hábitos.

25/12/14

El consumo de cannabis puede llevar al alcoholismo 25-12-2014

 
El consumo de cannabis puede llevar al alcoholismo 

Un nuevo estudio, publicado en julio en EEUU, muestra una estrecha relación en los receptores del cerebro.

Todas las sustancias adictivas actúan directa o indirectamente sobre los mismos circuitos cerebrales y, por tanto, el consumo de una sustancia puede inducir al de otras y puede interferir también en la recuperación de la dependencia de otras sustancias, según el Dr. Josep Guardia Serecigni, Psiquiatra y Vicepresidente de la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías, SOCIDROGALCOHOL.

El consumo de cannabis (porros, hachís, marihuana) puede llevar al consumo excesivo de alcohol, según se desprende de diversos hallazgos científicos publicados en los últimos años y recopilados en un artículo publicado el pasado julio en la revista Archives of General Psychiatry. Diversos estudios, indica Josep Guardia, Vicepresidente de la Sociedad Científica SOCIDROGALCOHOL, “han comprobado reiteradamente con animales del laboratorio que la activación de los receptores cannabinoides cerebrales, mediante la administración de alcaloides del cannabis, inducen un incremento en el consumo de alcohol, lo cual permite deducir que las personas que fuman porros ahora pueden presentar un consumo excesivo de bebidas alcohólicas más adelante”.

El consumo de cannabis se ha convertido en un comportamiento ampliamente extendido en España, cuyas tasas de consumo se encuentran entre las más elevadas de todos los países de la Unión Europea. Además, en España el consumo de cannabis (fumar porros) suele ir asociado al consumo de bebidas alcohólicas y puede ir asociado también al de cocaína, anfetaminas u otras sustancias.

Los estudios científicos efectuados con animales de laboratorio han comprobado que la activación de los receptores cannabinoides cerebrales induce un incremento del consumo de alcohol y también del apetito, mientras que el bloqueo de dichos receptores, mediante fármacos antagonistas como el rimonabant, produce una reducción del consumo de alcohol, a la vez que disminuye también el apetito. Por tanto, los mencionados efectos sobre el consumo de alcohol de los fármacos que activan (agonistas) o que bloquean (antagonistas) los receptores cannabinoides cerebrales pueden tener repercusiones epidemiológicas y tal vez incluso terapéuticas para el alcoholismo, en el futuro.

El consumo de cannabis puede inducir un consumo excesivo de alcohol, el cual puede ir asociado a un mayor riesgo de desarrollar consecuencias médicas y psiquiátricas, entre las cuales se incluye la dependencia del alcohol o alcoholismo. Por tanto, los jóvenes que hacen un consumo importante y frecuente de cannabis estarían más expuestos a desarrollar problemas relacionados con el alcohol en su vida adulta. Lo cual induce a pensar que las elevadas tasas actuales de consumo de cannabis de nuestro país pueden contribuir a aumentar también las ya elevadas tasas de alcoholismo, en un futuro cercano.

Por otro lado, el consumo de cannabis puede interferir en la recuperación, tanto del alcoholismo como de la dependencia de otras sustancias. La persona que se encuentra en recuperación del alcoholismo, pero no deja de fumar porros va a presentar un mayor riesgo de recaída en el consumo excesivo de alcohol que la persona que no fuma porros o que, por lo menos, deja de hacerlo durante la recuperación del alcoholismo.

Desde el descubrimiento reciente de los receptores cannabinoides cerebrales, de los ligandos endógenos como las anandamidas y de los fármacos que activan o bloquean dichos receptores, se ha producido una cascada de descubrimientos científicos que confirman que existe una clara conexión entre fumar porros y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Cada vez existen, por tanto, más evidencias científicas que confirman que la persona que se encuentra en recuperación del alcoholismo (y probablemente también de otras drogas) debería dejar de fumar porros si desea prevenir las recaídas.

Por otro lado, si la activación de los receptores cannabinoides cerebrales induce un mayor consumo de alcohol, su bloqueo mediante la administración de fármacos antagonistas de los receptores cannabinoides va a producir una reducción de dicho consumo de alcohol lo cual podría ser de utilidad para las personas que se encuentran en recuperación del alcoholismo. Por tanto, si se hicieran estudios controlados con fármacos antagonistas de los receptores cannabinoides cerebrales, como el rimonabant y otros, se podría comprobar la hipótesis de su posible utilidad para el tratamiento del alcoholismo.

El estudio científico

Las conclusiones se basan especialmente en un reciente artículo de la revista Archives of General Psychiatry, un interesante estudio en el que se muestra como las personas portadoras de una determinada variante genética del receptor cannabinoide tipo 1 (CB1), que por este motivo presentan una mayor afinidad de dicho receptor en el área prefrontal, muestran: (1) una mayor activación del mesencéfalo y del córtex prefrontal, inducida por estímulos condicionados, (2) un mayor efecto de recompensa cuando consumen alcohol y (3) mejores resultados del tratamiento del alcoholismo cuando son tratados con fármacos que actúan sobre el circuito mesolímbico.

Además encuentran una correlación importante entre la activación cerebral inducida por estímulos condicionados al alcohol y el consumo de alcohol, en las personas que tienen el alelo C del receptor CB1 y concluyen que las personas portadoras de dicho alelo C podrían ser más susceptibles a presentar cambios en el circuito mesocorticolímbico que está implicado en la atribución de preeminencia incentiva tras la exposición repetida al alcohol.

En la Introducción del artículo aparecen además interesantes datos sobre la conexión entre los receptores cannabinoides cerebrales y el consumo de alcohol, que nos invitan a la reflexión:

1. El receptor CB1 es un mediador de los efectos del alcohol sobre el circuito cerebral de la recompensa.

2. Los fármacos antagonistas del receptor cannabinoide cerebral (CB1), como rimonabant, bloquean la capacidad del alcohol para inducir liberación de dopamina en el núcleo accumbens, disminuyen la ingesta de alcohol en los animales adiestrados a beber alcohol y previenen la capacidad de los estímulos asociados al alcohol y a otras drogas para reinstaurar su consumo.

3. Como contrapartida, los fármacos agonistas del receptor CB1, es decir los que activan dicho receptor, inducen un aumento del consumo de alcohol en las ratas del laboratorio.

4. Las ratas “knokout” para el receptor CB1, es decir, que carecen del receptor CB1, tras una modificación genética de la dotación cerebral de dicho receptor, presentan un menor consumo de alcohol, déficits en la reinstauración de la conducta condicionada de preferencia por el lugar y no presentan síntomas de abstinencia del alcohol, ni tampoco aumento de la liberación de dopamina en el núcleo accumbens, inducida por el alcohol.

5. Las ratas adiestradas a beber grandes cantidades de alcohol (ratas “preferidoras”) presentan una mayor concentración de ácido ribonucleico mensajero del receptor CB1, en estructuras relacionadas con la conducta de búsqueda de drogas.


19/12/14

Un componente de los barnices favorece la adicción a las drogas 19-12-2014


Un componente de los barnices favorece la adicción a las drogas

Un componente adictivo presente en diluyentes y barnices activa un circuito cerebral asociado al consumo de drogas. El tolueno estimula la liberación de dopamina en las zonas cerebrales relacionadas con la recompensa tras el consumo de drogas

El tolueno, un componente cuya inhalación produce adicción y que está presente en diluyentes y barnices, estimula la liberación de dopamina en regiones específicas del cerebro como mecanismos de recompensa a las drogas, según un estudio del Instituto Vollom de Portland (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista Neuropsychopharmacology.

Hasta ahora seguía sin estar claro si los efectos del tolueno afectaban a los centros de recompensa del cerebro y dónde lo hacía, así que estos datos ayudarán a desarrollar métodos para evitar y tratar la adicción a sustancias que contienen tolueno.

El tolueno se encuentra en diluyentes de pintura, barnices e incluso quitaesmalte de uñas. Los investigadores demuestran que el tolueno estimula directamente a las neuronas de dopamina causado la liberación de ésta. La dopamina es un neurotransmisor que es liberado por los centros de recompensa del cerebro dando lugar a una sensación de euforia. Los resultados sugieren que el cerebro probablemente también interprete la inhalación de tolueno como una recompensa que puede dar lugar a un posterior abuso y posiblemente a un consumo futuro de otras drogas.

Además de mostrar dónde actúa el tolueno en el cerebro, los investigadores también demuestran que, de forma sorprendente, las sustancias con tolueno son más efectivas si se utilizan a bajas concentraciones. Al ser el tolueno rápidamente absorbido por el cerebro, esto podría explicar por qué el modo preferido de administración es mediante su inhalación. La inhalación suele ser considerada como una forma no dañina sin embargo, a diferencia de con otras drogas, incluso una única sesión de inhalación del componente puede alterar los ritmos cardiacos lo suficiente para causar un paro cardiaco y una disminución de los niveles de oxígeno suficientes para provocar asfixia.

A pesar del declive en el uso global de la droga entre los adolescentes desde finales de la década de los 90, el consumo lúdico de inhalantes está aumentando. Los inhalantes se consideran la cuarta forma de abuso de sustancias más común entre los adolescentes estadounidenses según el Instituto Nacional de Drogadicción (NIDA) de Estados Unidos. Debido a que los inhalantes activan la misma área del cerebro que otras drogas de abuso como la cocaína y las metanfetaminas las próximas investigaciones analizarán las interacciones de estas drogas sobre el cerebro.
 

18/12/14

Vinculan depresión con adicción a la web

 
Vinculan depresión con adicción a la web

Según un reconocido experto británico en desarrollo infantil, la adicción de los jóvenes a la televisión y las computadoras es igual que un problema de salud pública como la mala nutrición o la falta de ejercicio.

televisa.com

Si su hijo pasa más de 6 horas al día revisando su teléfono celular, tableta, laptop o viendo el televisor, debe usted estar preocupado.

Según un reconocido experto británico en desarrollo infantil, la adicción de los jóvenes a la televisión y las computadoras es igual que un problema de salud pública como la mala nutrición o la falta de ejercicio.

De acuerdo con un conjunto de datos oficiales del Reino Unido,  en promedio cada pequeño británico de 3-4 años de edad, pasa tres horas al día frente a una pantalla.

Esta cifra se eleva a cuatro horas diarias para los niños de 5-7 años de edad; 4.5 horas en edades de 8-11, y 6.5 horas diarias para los adolescentes británicos.

En un artículo, publicado esta semana por el respetado "British Journal of General Practice", el Dr. Aric Sigman dijo que el excesivo "uso patológico del Internet" está vinculado a la depresión y el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

El Dr. Sigman sugiere, que los padres que quieren limitar el tiempo de pantalla para sus hijos y así reducir los riesgos de salud  y problemas psicológicos más tarde en su vida, necesitan establecer reglas claras.

Pero Sigman admite que hay una falta de claridad de asesoramiento gubernamental y medico sobre este fenómeno relativamente nuevo.

"El tiempo frente a la pantalla es un problema de salud, y la consulta del médico familiar es la vía a través de la cual los pacientes buscan una guía autorizada, y una referencia. La concientización de los padres  sobre el tiempo excesivo frente a las pantallas es vital.", escribió el Dr. Sigman.

Citó un estudio de uso personal de Internet entre estudiantes de secundarias. Se encontró que los resultados de más del 50% de los británicos jóvenes en cuanto a la adicción a Internet "pueden ser considerados para representar un cierto grado de comportamiento problemático".

Otro estudio encontró que hasta un 10 por ciento de los adolescentes británicos (hasta la edad de 14 años) pueden ser considerados como "jugadores patológicos".

El Dr. Sigman dijo que los estudios parecen indicar los vínculos entre la adicción a los juegos de video y "la función neuronal anormal".

"A pesar de que estas características neurológicas pueden ser una condición previa y no una consecuencia de la adicción, la política de salud del niño debe respetar el principio de precaución", concluyó.

Según este especialista, las empresas internacionales de alta tecnología están utilizando una serie de sofisticadas campañas publicitarias para atraer a los niños a las pantallas.

"La industria de tecnología esta cortejando a las familias, financia la investigación del desarrollo de los menores, y presiona a los gobiernos" admitió el Dr. Sigman.

También dijo que no había ninguna razón para prohibir que los niños utilicen el Internet, pero la duración de su uso debe limitarse. No es una tarea imposible, si los expertos médicos y los padres unen fuerzas.

"Los médicos SI pueden aumentar la conciencia de los padres, pero en última instancia, los padres deben dejar de ser facilitadores de sus hijos y empezar a ser padres con autoridad. En el rostro de una generación que vive frente a la pantalla,  deben aprender a decir "no" con convicción", recomienda este experto británico.

Actualmente no hay pautas médicas o gubernamentales en el Reino Unido en cuando al tiempo de pantalla para los niños y adolescentes.
 

13/12/14

Equitación para eliminar la adicción a Internet


Equitación para eliminar la adicción a Internet

En Corea del Sur está cobrando protagonismo una terapia de equitación para resolver problemas de adicción a Internet. Una joven ha completado un programa de cuatro meses para superar su adicción a navegar en páginas de pornografía.

En Corea del Sur, el país más conectado del mundo y donde casi dos tercios de la población posee un teléfono inteligente, la adicción a Internet se ha convertido en un problema importante. Los datos del Gobierno afirman que 680.000 niños de edades comprendidas entre 10 y 19 años son adictos a Internet, es decir, alrededor de 10 por ciento del grupo de edad.

"Yo solía jugar con los ordenadores durante siete horas al día, incluso durante la noche cuando mi madre se iba de viaje", dijo la joven de 14 años, quien prefirió ser identificada sólo por su apellido, Kim.

Para hacer frente a este tipo de situación, el Gobierno introdujo la llamada Ley de Apagado el año pasado, que bloquea el uso de Internet entre jugadores menores de 16 años, entre la medianoche y las 6 horas. Sin embargo, su efecto se ha visto limitado entre los adolescentes que acceden a la Red a través de las cuentas de sus padres.

En el caso de Kim, sus padres trataron de frenar su adicción con arte y musicoterapia. Cuando descubrieron que ninguno de estos métodos funcionaba, su escuela sugirió que la joven acudiese al Centro de Curación de equitación, una organización que utiliza la equitación para curar los trastornos emocionales y de conducta. La creencia general afirma que estos trastornos son la causa subyacente de la adicción a Internet.

"Me preocupo por los caballos y en pensar en cómo podía montar mejor, lo que me ha hecho perder interés en los ordenadores y en Internet", dijo la adolescente.

La joven además ha contado con diferentes tipos de asesoramiento profesional en el centro, pero Kim cree que los caballos han resultado de más ayuda. Ciertamente se ha construido un vínculo entre la joven y los animales. "El caballo es un animal que permite fácilmente que la gente haga conexiones emocionales con él", dijo el instructor de equitación en el centro, Yoon Ga-eun.

La Asociación Coreana de Equitación cuenta con dos centros de terapia. Cerca de 50 personas al día pasan por sus programas para tratar una serie de cuestiones tales como la depresión, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y la adicción a Internet.

La asociación tiene previsto construir 30 centros más en toda Corea del Sur, que tiene una población de 50 millones, para el año 2022 y así satisfacer la creciente demanda de su terapia.

Los padres de Kim están satisfechos con los resultados. "Después de la terapia, apenas navega por Internet. Si lo hace, me hace una promesa a mí primero acerca de cuánto tiempo va a estar conectada", dijo su madre.

6/12/14

Las mujeres embarazadas que fuman incrementan el riesgo de cardiopatías en el hijo 06-12-2014


Las mujeres embarazadas que fuman incrementan el riesgo de cardiopatías en el hijo
 
Fumar durante el embarazo provoca daños en el corazón del bebé que se manifestarán en la edad adulta, afirma un estudio.

Barcelona, 6 septiembre 2006 (mpg/azprensa.com)

Fumar durante el embarazo siempre ha sido censurado por los médicos. Pero ahora, un nuevo estudio da más motivos para abandonar este hábito si se espera la llegada de un hijo. Así, una investigación del Instituto de Investigaciones Cardiológicas de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina, ha concluido que el hábito del tabaquismo durante el embarazo provoca un incremento de la arteriosclerosis, lesiones en las arterias coronarias y un aumento de sufrir patologías del corazón para el hijo durante la edad adulta.

“Los fetos y los niños de madres lactantes sufren un mayor riesgo de padecer arteriosclerosis” si ella fuma, resumió el director del estudio, José Milei, en el marco del Congreso Internacional de Cardiología que se ha celebrado en Barcelona. Y añadió que este hecho puede avanzar las enfermedades cardiovasculares que surgen con el paso de los años en esta población.

El estudio analizó también los casos de muertes fetales y muerte súbita en niños y su relación con el tabaquismo materno. El 48 por ciento de las madres de los estudiados eran fumadoras. Según Miles, es “poco probable que el niño muriera por la complicación” que supone este hábito, pero “es un hecho” que fumar durante el embarazo provoca efectos en el corazón del bebé que “se manifestarán en la edad adulta”.

28/11/14

La tecnología empeora la adicción al trabajo


La tecnología empeora la adicción al trabajo

Un estudio publicado en la revista 'Journal of Managerial Psychology' revela que estos avances hacen que el profesional esté las 24 horas conectado en cualquier momento y desde cualquier lugar

elnortedecastilla.es.-Edurne Martínez

"La tecnología es la gasolina de los adictos al trabajo". Juan Antonio Moriano, experto en Psicología del Trabajo y profesor de Psicología Social de la UNED, es contundente al asegurar que las nuevas tecnologías, que permiten estar conectados en cualquier momento y lugar, hacen que las personas con adicción al trabajo aumenten su dependencia. Su estudio, publicado por la revista 'Journal of Managerial Psychology’' revela que estos profesionales llegan a las 50 horas de trabajo semanal y a llenar su tiempo libre de actividades relacionadas con él.

La adicción al trabajo comenzó a estudiarse en los años 70, momento en el que se acuñó el término 'workaholic' -o 'trabajólico', en su traducción al español- y muchos expertos lo consideran un factor de riesgo para la salud y el bienestar psicosocial tan importante como el estrés. Estas personas suelen tener una actitud obsesiva hacia la actividad laboral, lo que les genera dependencia y afecta negativamente a las relaciones con su familia y amigos.

"El desarrollo de las nuevas tecnologías es un impulso hacia una mayor adicción al trabajo", señala Moriano, ya que disponer de correo electrónico , teléfono móvil y tableta en casa hace que las personas estén alerta 24 horas, por lo que "no dejan de pensar en el trabajo ni los fines de semana ni en vacaciones", apunta el psicólogo. Las consecuencias son negativas tanto para el trabajador como para la empresa ya que esta persona descansa menos por lo que su rendimiento y capacidad innovadora será menor. "Estos adictos al trabajo terminan perdiendo la creatividad y su capacidad de innovar", advierte Moriano.


Grupos de whatsapp con el jefe

Debido a que la tecnología avanza más rápido que nuestra capacidad de control, la persona no es capaz de establecer unos límites claros para que la tecnología tenga su lugar en el trabajo y un lugar diferente en casa. El experto afirma que incluso hay empresas en las que se crean grupos de 'Whatsapp en los que cuando el jefe escribe "todos tienen que estar conectados y dispuestos a arreglar el problema". Esto puede dar lugar a una "poliadicción", es decir, que las personas terminen siendo adictas al trabajo por un lado y a las nuevas tecnologías por otro.

Algunas de las soluciones que propone el experto son que las empresas aboguen por la flexibilidad horaria del trabajador y que "tomen conciencia de que tener a la persona conectada 24 horas al trabajo es contraproducente para ellas". Otra medida que debe tomar uno mismo es buscar espacios para desconectar, o lo que es lo mismo, no llevarse el portátil cuando vas de vacaciones o bajar a la playa sin móvil.