22/11/17

Un estudio sugiere que los cigarrillos caros y las viviendas libres de humo ayudan a controlar el hábito [22-11-17]


Un estudio sugiere que los cigarrillos caros y las viviendas libres de humo ayudan a controlar el hábito

Los hallazgos aplican especialmente a los fumadores de bajos ingresos

Los fumadores de bajos ingresos fuman menos cuando los cigarrillos son aros y las viviendas tienen políticas libres de humo, según un estudio reciente.

El uso de tabaco entre las personas con bajos ingresos sigue siendo alto, apuntaron los investigadores, pero sus hallazgos podrían ayudar a conformar las políticas públicas que buscan la cesación del tabaquismo.

"Lo importante es que los profesionales clínicos deben enfatizar las normas sociales sobre el uso del tabaco y deben animar y debatir sobre las estrategias a seguir para que todos los fumadores adopten viviendas libres de humo", señaló la primera autora del estudio, la Dra. Maya Vijayaraghavan, profesora clínica del departamento de medicina familiar y preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego.

"Además, hay mucho interés en aumentar los precios de los cigarrillos para reducir el tabaquismo", comentó Vijayaraghavan en un comunicado de prensa de la universidad. "Aunque contamos con evidencia de que unos aumentos moderados reducen la conducta de tabaquismo en todos los grupos de ingresos, es importante aunar a esto una política de respaldo para que los fumadores de bajos ingresos abandonen el hábito con éxito".

El estudio de datos de la Oficina del Censo de EE. UU., que se publicó en la edición del 17 de octubre de la revista American Journal of Public Health, sugirió que las personas de todos los niveles de ingresos fuman menos cuando un paquete de cigarrillos cuesta 4.50 dólares o más, apuntó el investigador principal, John Pierce, profesor y director de ciencias poblacionales de la universidad.

"Vivir en un estado en que el precio promedio pagado por los cigarrillos es bajo (de 3.20 dólares o menos por paquete) significa que todos los fumadores, independientemente de sus ingresos, fumarán más que los que viven en un estado con unos precios más altos", señaló Pierce.

Los investigadores también hallaron que tener una vivienda libre de humo no solo controla el uso del tabaco, sino que ayuda a prevenir las recaídas de los que intentan abandonar el hábito.

"El precio es un disuasorio de fumar, pero abandonar el hábito con éxito (90 o más días) se asoció en este estudio solo con una vivienda libre de humo", comentó Pierce.

Los investigadores dijeron que los fumadores de bajos ingresos son menos propensos a tener políticas libres de humo en casa, dado que con frecuencia más de una persona fuma en la casa.

Pero anotaron que todo el que desee dejar de fumar en serio deben pensar en que en su vivienda haya una regla de no fumar.

Vijayaraghavan añadió que otra forma de disuadir de que se fume sería aumentar la regulación del humo de segunda mano en las viviendas públicas. "Esto podría cambiar las normas sobre fumar entre las poblaciones de bajos ingresos que viven en viviendas públicas", planteó.

Para el estudio, los investigadores examinaron información sobre 150,000 adultos de una encuesta nacional sobre el uso de tabaco llevada a cabo por la Oficina del Censo de EE. UU. entre 2006 y 2007. Los participantes proveyeron información sobre sus ingresos y hábitos de tabaquismo.

8/11/17

Tabaquismo, causante de enfermedades y casi todos los cánceres [8-11-17]


Tabaquismo, causante de enfermedades y casi todos los cánceres

El humo del cigarro afecta todo el organismo, dientes y las manos se manchan, además afectarse las cuerdas vocales

Debido al uso de químicos en el proceso del tabaco, el cigarro se ha convertido en el principal factor de riesgo para desarrollar Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), Enfisema Pulmonar, así como casi todos los tipos de cáncer y padecimientos cardiovasculares.

"El cáncer que podría padecer un fumador puede ser en cualquier parte, desde colon, laringe, estómago, recto, vejiga, páncreas, esófago, mama, riñones, lengua, boca, traquea y pulmones. De 100 pacientes con estos padecimientos 90 son fumadores", advirtió el especialista Rubén Santoyo Ayala.

En entrevista, el subdirector del Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS en Jalisco, detalló que el humo del cigarro entra al cuerpo humano afectando todo el organismo, incluso los dientes y manos se manchan y se deterioran, la voz también porque se afectan las cuerdas vocales.

Refirió que las grandes tabacaleras hacen una mezcla importante en el proceso del tabaco. "Tienen más de cuatro mil productos químicos, de estos 200 son nocivos para la salud, pero más de 50 son los que producen cáncer al humano, es decir, son los más peligrosos", dijo.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo, Santoyo Ayala añadió que lo más lamentable es que cada vez son más jóvenes las personas que presentan EPOC, mismos que posteriormente podrían desarrollar enfermedades más graves como Enfisema Pulmonar o diversos tipos de cáncer.

"Antes veíamos pacientes de 50 o 60 años, ahora muchos desde los 40 ya empiezan con estos problemas a causa del tabaquismo", comentó el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Asimismo, aseguró que el tabaquismo es causante de pacientes con problemas cardiovasculares, con neumonía, hipertensos y diabéticos, ya que las sustancias tóxicas que contiene el cigarro afecta en general a todo el organismo.

Sin embargo, lamentó que la realidad es que en el mundo existen alrededor de mil millones de fumadores, de ellos 17.7 millones están en México. "Hay estudios que señalan que el poder adictivo de la nicotina es más poderoso cinco veces que el de la cocaína y la heroína", acotó.

Añadió que las leyes han cambiado a nivel mundial y se ha avanzado en la concientización sobre el daño que provoca el tabaco, pero es necesario intensificar esta tarea desde diferentes trincheras, ya que la adicción al cigarro es mucho por imitación.

"Si los padres fuman los hijos podrían ser fumadores; los jóvenes incluso imitan a sus artistas favoritos, a sus amigos, fuman para sentirse aceptados. En México muchas personas empiezan a fumar entre los ocho y 12 años de edad, eso es muy grave", apuntó.

En ocasión del Día Mundial Sin Tabaco este año la Organización Mundial de la Salud tiene como tema prioritario la necesidad de poner fin al comercio ilícito de productos de tabaco, al respecto Santoyo Ayala r ecalcó la importancia de combatir el contrabando.

Precisó que la manera en la que se hacen los cigarros de contrabando es diferente al de las tabacaleras, debido a que muchas veces es papel molido con algunos contenidos que se desconocen, sobre todo no se sabe el daño que pueden ocasionar.

3/11/17

La adicción a las drogas es más grave durante la adolescencia [3-11-17]


La adicción a las drogas es más grave durante la adolescencia

El mayor problema de salud pública en Estados Unidos no es la obesidad, como muchos podrían suponer, indica una organización de política pública. El Centro Nacional de Adicción y Abuso de Sustancias estadounidense, también conocido como CASA, no deja dudas en cuanto al tema, al titular su último estudio: Adolescent Substance Use: America’s No. 1 Public Health Problem (Uso de sustancias entre adolescentes: el problema No. 1 de salud pública en Estados Unidos)

El informe publicado concluye que el consumo de alcohol, el uso del tabaco y la marihuana, y el abuso de medicamentos de prescripción está en aumento entre los adolescentes. Eso no es muy sorprendente, pero podría serlo: CASA encontró que nueve de cada 10 adultos adictos comenzaron antes de la edad de 18 años, en comparación con uno de cada 25 estadounidenses que comenzaron a consumir estas sustancias a la edad de 21 años o más.

En México una cuarta parte de la población adolescente (el 25.4% ), de entre 12 y 15 años, ha consumido drogas como marihuana, cocaína y estimulantes. Además existen 14 millones de fumadores menores de edad, según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008.

Otro dato: el 75% de los estudiantes de nivel medio superior ha utilizado sustancias adictivas, y uno de cada cinco de ellos cumple con los criterios médicos de adicción.

Los investigadores creen que el cerebro de un adolescente está aún en desarrollo en las áreas que conducen a la toma de decisiones, el juicio, el control de los impulsos y las emociones, por lo que los adolescentes son más propensos que los adultos a probar drogas como el tabaco, el alcohol y otras.

El estudio, realizado principalmente a través de encuestas en línea, recopiló información de 1,000 estudiantes de nivel medio superior, 1,000 padres y madres de estudiantes de nivel medio superior, 500 miembros del personal de la escuela y una serie de otros estudios y artículos. Los resultados finales determinaron que las cuatro principales sustancias utilizadas entre los adolescentes son:

1) Alcohol

2) Tabaco

3) Marihuana

4) Medicamentos con receta

“Estas clasificaciones combinan la disponibilidad de estas sustancias con la percepción de daño”, dice Susan Foster, vicepresidenta y directora de investigación y análisis de políticas de CASA. En otras palabras, usar drogas, alcohol y tabaco es un riesgo para la salud, pero como un joven adolescente, la búsqueda de ellas y su obtención también conlleva algunos riesgos.

Entonces, ¿quién es el culpable del abuso de sustancias entre los adolescentes? Hay mucha culpa para repartir, dice Foster. La publicidad seductora del alcohol y el tabaco tiene algo de responsabilidad, al igual que los anuncios farmacéuticos que presentan píldoras para cualquier mal. Los medios de comunicación en general, también tienen responsabilidad por minimizar o enaltecer personajes que están ebrias o drogados, según el informe. Incluso los padres tienen una mención no tan honorable, ya sea por mirar hacia otro lado cuando sus hijos adolescentes experimentan con sustancias adictivas, o por pensar que esta experimentación es sólo un rito de paso en el camino hacia la edad adulta.

Los problemas asociados con el abuso de sustancias no se limitan a la salud y la seguridad. También representan un enorme problema financiero a la economía estadounidense. CASA cita el costo total de los gobiernos federal, estatales y locales, por lo menos en 467,700 millones de dólares por año, lo que ubica en casi 1,500 dólares por cada estadounidense. Y estos costos en gran parte proceden de esos usuarios adolescentes, de acuerdo con CASA.

Entonces, ¿cuál es la respuesta? En primer lugar, los padres necesitan relacionarse con los adolescentes desde el principio, y enseñarles los peligros de jugar y experimentar con este tipo de sustancias adictivas, indica el informe. Además, los medios de comunicación deben ser alentados para dejar de hacer al tabaco y al alcohol productos tan atractivos.

“CASA quiere que la industria del cuidado de la salud intervenga y haga su parte también”, dice Foster. Se está instando a los proveedores de salud para que detecten sustancias y estén dispuestos a aconsejar a los adolescentes acerca de medidas preventivas y de intervención.

2/11/17

LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA [2-11-17]


LA MITAD DE LOS ADULTOS CON ADICCIONES A SUSTANCIAS NECESITARÁ IR AL PSIQUIATRA

Según estiman los expertos reunidos en el IV Congreso Internacional de Patología Dual, que se desarrolla en Barcelona. Más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores, ya que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de "automedicación" para los trastornos que padecen, lo que puede derivar en abuso y adicción.

Así lo cree al menos Nestor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (Sepd), entidad que celebra desde este viernes en Barcelona el IV Congreso Internacional de Patología Dual, con la participación de unos 2.000 expertos internacionales de 70 países.

Y es que, aseguran los promotores de este encuentro, la patología dual, una conducta adictiva y otro trastorno mental, "es una realidad clínica infradiagnosticada".

Sin embargo, "siete de cada 10 pacientes que consultan por un trastorno adictivo, ya sea a sustancias o comportamental, presenta otro trastorno mental", apunta el doctor Szerman.

Las sustancias que se consumen de manera más frecuente son alcohol, tabaco, marihuana y cocaína, seguidas de tranquilizantes y medicamentos para dormir.

"El problema es que en algunas personas existe una vulnerabilidad genética y psicopatológica que les predispone a consumir sustancias adictivas como una forma de 'automedicación' o autorregulación neuropsicobiológica para los trastornos que padecen, pudiendo este proceso derivar en abuso y adicción", explica Szerman.

"Tanto es así", añade, "que más del 55% de los adultos que consumen sustancias de forma abusiva presentarán un diagnóstico psiquiátrico dentro de los 15 años posteriores".

Los especialistas reunidos en Barcelona abordarán aspectos como los problemas específicos del consumo de nuevas drogas recreativas entre adolescentes, la dependencia emocional, las adicciones comportamentales al juego, a la comida y las nuevas redes sociales, sin perder de vista el doble estigma de los pacientes con patología dual.

29/10/17

El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal [29-10-17]


El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es la segunda causa de mortalidad debida al cáncer


El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal y también con la ubicación de los tumores, según un estudio de la Universidad Norhwest (Estados Unidos) que se publica en la revista Archives of Internal Medicine.

El control de los pacientes asintomáticos es un sistema importante para reducir esta mortalidad, ya que cuando los pacientes comienzan a experimentar los síntomas el cáncer podría haber llegado a un punto en el que no existe curación. Los especialistas recomiendan a los pacientes pasar por análisis a los 50 años. Sin embargo, podrían recomendar dichas pruebas a edades más precoces cuando existan ciertos factores de riesgo como los antecedentes familiares.

Los científicos examinaron los registros de 161.172 pacientes con cáncer colorrectal para evaluar si ciertos factores de riesgo, como el consumo de tabaco y alcohol, deberían ser tenidos en cuenta a la hora de considerar revisiones. Analizaron la relación entre el consumo de estas sustancias y la edad de inicio del cáncer de colon así como su ubicación, distal o proximal.

Los pacientes que fueron clasificados como consumidores de tabaco o alcohol, definidos como aquellos que habían fumado o bebido alcohol en el año anterior, desarrollaron cáncer a edades más jóvenes que aquellos que no fumaban o bebían. Los consumidores que consumían estas sustancias en el momento del estudio desarrollaron cáncer una media de 7,8 años antes que aquellos que nunca habían fumado o bebido alcohol.

Los investigadores también descubrieron que aquellos que nunca habían fumado pero sí habían tomado alcohol o aquellos que habían bebido pero no fumado fueron una media de 5,2 años más jóvenes cuando se les realizó el diagnóstico de cáncer que los que ni fumaron ni bebieron nunca.

Además, el consumo de alcohol y tabaco estaba asociado con una mayor probabilidad de tumores colorrectales distales, aunque las mujeres en todas las categorías fueron menos propensas a tener cáncer distal que los hombres.


26/10/17

La adicción al juego se puede superar antes de que sea tarde [26-10-17]


La adicción al juego se puede superar antes de que sea tarde

La ludopatía no es un juego. La adicción a apostar o a jugar cualquier cosa, puede llevar a la ruina humana, a la cárcel o, incluso, a la pérdida voluntaria de la vida.

Los adictos al juego pueden ser hombres o mujeres de cualquier edad o clase social. El hilo común entre ellos es que sólo piensan en jugar. Faltan al trabajo, gastan todo su dinero y el de su familia y sólo quieren producir para jugar.

"Yo sólo pensaba en el juego. Acostaba a mi niña de tres años a las ocho y media de la noche y a las nueve ya estaba en el casino. Allí me quedaba hasta las cinco de la mañana cuando volvía a la casa, me bañaba, llevaba a la niña al colegio y me iba a trabajar", cuenta una mujer, a quien llamaremos Yolanda, y quien pertenece a Jugadores Anónimos.

Con una filosofía similar a Alcohólicos Anónimos, Jugadores Anónimos ayuda a los ludópatas a superar su adicción. En el mundo, el movimiento existe desde 1957 cuando fue fundado en Estados Unidos y en Venezuela, desde hace 13 años. De hecho, este sábado celebrarán su aniversario con un evento público sobre el movimiento y la enfermedad.

En Venezuela tienen tres grupos de acción, uno en Barquisimeto y dos en Caracas, que funcionan en la iglesia San Luis Gonzaga de Chuao y en el Centro Social Don Bosco, en la avenida Rómulo Gallegos.

Yolanda, Juan y Ana -miembros de Jugadores Anónimos- explican que llegaron al grupo porque sintieron que no podían seguir viviendo como lo hacían. Apuntan que aunque es válido que los seres queridos sugieran buscar ayuda, la decisión debe ser del mismo individuo. "Algunos le dicen a la pareja 'si no vas al grupo, me divorcio'. Ese chantaje emocional no suele resultar", aseguran.

"Durante 15 años, viví para jugar. Me gastaba hasta el dinero para la leche de los bebés o el destinado a pagar la luz. Uno cree que lo va a multiplicar y eso no pasa. Cuando se pierde todo, se entra en fuerte depresión. Las tasas de suicidio entre los ludópatas son muy altas, por esa depresión y por el sentimiento de culpa, que es terrible", dice Ana.

Si un jugador siente que necesita ayuda, puede acudir a cualquiera de los grupos de Jugadores Anónimos. Allí será recibido por dos miembros, que lo ayudarán a determinar si realmente tiene un problema y a adaptarse a su nueva etapa. Asistirá como oyente a las reuniones hasta que decida participar. El movimiento lo ayuda a comprender que la enfermedad no es su culpa pero sí su responsabilidad y le da herramientas y compañeros incondicionales para superar el problema.

"Cuando uno es ludópata activo, cree que nadie lo nota. No es cierto. Cuando asumí mi problema y hablé con mi jefe, descubrí que ya lo sabía porque pedía prestado, sacaba las utilidades a cada rato y me desaparecía por horas", dice Juan.

El evento aniversario de Jugadores Anónimos se realizarán el sábado 16 de noviembre, entre 12 m y 5 pm, en el parque San Félix de Los Dos Caminos, cerca de JVG. Se puede saber más sobre el evento o sobre los grupos de encuentro en jugadoresanonimos.org.ve. GCH

21/10/17

Adicción compulsiva al juego [21-10-17]

.
Adicción compulsiva al juego

La ludopatía y los abusos de internet y sexo son las nuevas enfermedades a nivel mundial

La ludopatía es una adición compulsiva al juego, que además de crear problemas psicológicos en quien la presenta, complica de manera sustancial a los que la rodean. Se trata de una de las nuevas adicciones contempladas a nivel mundial, junto al abuso del internet y del sexo. Sin embargo, ninguna de ellas es tratada como tal en México.

La ludopatía es una enfermedad, y como tal se debe abordar. Puede ir acompañada de otros trastornos previos como los afectivos, depresivos o de ansiedad, o bien, desencadenar en alguno de ellos.

El director del Departamento de Psiquiatría del Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”, Sergio Villaseñor Bayardo, advierte que la ludopatía es desconocida entre la población, pero se cree que hablar del juego patológico es una exageración.

No es así. Se trata de una enfermedad compulsiva que hace al paciente generar altos niveles de adrenalina a través de situaciones de estrés, como el hecho de perder de manera continua en una máquina de juegos, una partida de póquer o una apuesta en carreras de caballos.

No todo el que juega es ludópata. La mayoría de las personas que acuden a casinos, juegan por internet o apuestan de manera esporádica, por lo que no llegan a presentar la adicción. Sin embargo, existen ciertas características de la personalidad, o problemas mentales agregados que ponen en mayor vulnerabilidad a ciertas personas, que hacen más fácil el camino hacia el juego patológico.

“En el hospital podemos atender a estas personas, pero no vienen. La sociedad apenas empieza a darse cuenta que es un problema grave; parece que es diversión, que genera empleos y turismo, pero la experiencia internacional dice que es negativo para la economía y para la salud; finalmente se pierde”.

El tratamiento de un ludópata diagnosticado depende del grado de adicción. Pueden aplicarse terapias psicológicas como la conductual cognitiva, y combinarla con terapia farmacológica. Sin embargo, para llegar a ello primero se requiere la aceptación del propio paciente y de su familia. También es de mucha ayuda el acercamiento a grupos de apoyo similares a los de Alcohólicos Anónimos, creados desde el momento en que se aceptó al alcoholismo como una enfermedad.

En Estados Unidos existen asociaciones dedicadas a las personas con adicción al juego y sus familias, así como centros de rehabilitación. El problema es que la ludopatía todavía no es tomada en cuenta, al menos en México, como una adicción que esté causando muchos conflictos a la población.

No se cuenta con estadísticas veraces que indiquen un número alto de personas con problemas con el juego, y se debe a que el ludópata no tiene conciencia de su juego patológico y no acude al médico; entonces, su caso no se registra.

“El que no se cuente con cifras del problema, no quiere decir que no existan personas cursando con este padecimiento mental. Hay muchas personas con fobias, y no vienen a consulta. No tienen conciencia de ello, entonces un ludópata es difícil que acuda, solamente que esté en bancarrota o en la cárcel es cuando se da cuenta. Falta mucha educación al respecto”.

Además de un tratamiento para la ludopatía, la persona que la padece es susceptible a presentar complicaciones con otros trastornos mentales como depresión, o adicciones como el alcohol y las drogas, por lo que requerirá de una intervención amplia y un tratamiento más largo.

FRASE


"Parece que es diversión, que genera empleo y turismo, pero la experiencia internacional dice que es negativo para la economía y para la salud. Finalmente se pierde"

Sergio Villaseñor Bayardo, director de Psiquiatría del Antiguo Hospital Civil.

¿Qué pasa en el cerebro?

Euforia


El cerebro de un individuo tiene un circuito de recompensa, que pide acciones que impliquen una satisfacción, como una buena comida, una bebida o una relación sexual placentera.

Este placer deja memoria en el cerebro, por lo que se busca una y otra vez.

El órgano cerebral tiene la posibilidad de dictar acciones que causen daño o que hagan sentir mal a la persona. Este circuito está constantemente funcionando y, a veces, se activa de más, como en el caso de los dependientes a las drogas, sobre todo cocaína. Son receptores que esperan estímulo y, cuando lo reciben, se percibe el mundo de una manera muy intensa, eufórica, pero transitoria. Y después viene la caída.

En el ludópata pasa algo similar: cuando se está en una situación emotiva, como estar sentado frente a una máquina de juegos de azar, una ruleta o una baraja, se liberan sustancias endógenas que hacen que el individuo se sienta alterado y eufórico.

Especialistas apuntan que, en el fondo, lo que disfruta el apostador es perder, por la descarga de adrenalina.

Los casinos impactan la fisonomía urbana

Arquitectura, diseño e imagen


Fincas con enormes letreros luminosos, con focos de colores sobre las paredes o árboles permanecen encendidos la mayor parte del tiempo para atraer la visita de los paseantes y con colores llamativos son las que albergan a los casinos en la ciudad.

Algunos de estos inmuebles rompen con la  fisonomía urbana debido a los elementos que buscan atraer la atención de las personas. El arquitecto y director de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO), Alejandro Canales Daroca, comenta que las casas de apuesta están albergadas en espacios ya existentes que fueron habilitados para dicha función, pero que de inicio no fueron pensados como casinos.

Aclara que en ocasiones, la propuesta consiste en remodelar los edificios completamente con la intención de integrar destacados elementos visuales y una iluminación mayor a la acostumbrada en los negocios de carácter nocturno.

Recalca que el tema a discusión en los casinos es cómo impactan el espacio urbano, ya que existen varias casas de apuestas que “rompen con la estructura urbana”.

Para el arquitecto Juan Palomar Verea, los casinos al igual que cualquier otro giro comercial, “deben cuidar más que la arquitectura, su funcionamiento. Cuando un nuevo local se instala en los alrededores de algunas colonias, todo el movimiento cambia alrededor de él y ahí es donde entra la autoridad para que imponga elementos que no destruyan las comunidades”.

Agrega que “se tiene que verificar los emplazamientos donde puedan colocarse estos establecimientos para que no alteren las vialidades ni la vida de las colonias de los alrededores porque esos son efectos colaterales que se pueden resolver desde antes. Los casinos son giros que tienen un cierto grado de complicación; para que estos no tengan mayor complicación debe entrar el ayuntamiento o la autoridad que le corresponda porque el problema no es sólo de imagen o de arquitectura”.

Apunta que la propuesta arquitectónica de los casinos debe ser regulada por la autoridad.

En lo anterior coincide Canales Daroca, quien destaca la importancia de una normativa que vigile el aspecto visual de la ciudad porque es “impresionante la cantidad de espectaculares que bombardean al conductor y se van incrementando”. El director de la ECRO pide que se respete la fisonomía urbana para que la ciudad tenga una personalidad saludable para las personas que transitan por las diversas arterias de la metrópoli.

Los vecinos incómodos

Pierden tranquilidad


La tranquilidad de Mireya no es la misma desde hace tres años que empezó a operar un casino a la vuelta de su casa, en la Avenida México, cerca de un centro comercial. Día y noche pasan autos a exceso de velocidad por la calle donde vive. Los conductores de los autos a veces son los usuarios mismos del casino o son los choferes del servicio de estacionamiento. “Si quienes van al casino se dieran cuenta de cómo los empleados tratan sus autos, ni se los dejarían. No les importa que la calle esté empedrada, baches o topes. Ellos pasan en friega”.

Mireya se queja de que a los vecinos de la zona nunca se les consultó que se construiría un casino cerca de sus viviendas, que con el paso del tiempo les traería problemas para que sus familiares encontraran un lugar donde dejar su auto cuando la visitaran. “Ya hemos ido a quejarnos al casino, pero se burlan de nosotros. Nada más nos dicen ‘hey, sí señora, ahorita’”.

Rosalba suspira antes de expresar su queja. Dice que ya está harta de que ella y sus demás vecinos no puedan dejar su auto en la chochera de su casa porque ésta es invadida por los jóvenes que trabajan en el vallet parking del lugar. “Alguien debería de venir a poner orden. El casino tiene tres estacionamientos. No sé si todos se llenan, pero si no, para qué vienen y se estacionan afuera de las casas”.

A los vecinos no les ha quedado más que llamar a las grúas, poner conos anaranjados en sus chocheras o simplemente aguantarse el coraje.

A las quejas de los vecinos del Fraccionamiento Monraz se suma la de los habitantes de la colonia Residencial Victoria. Todavía no ha pasado ni un mes que se inauguró un casino en la plaza subterránea que está en el cruce de las avenidas Lapislázuli, Mariano Otero y López Meteos, y las molestias de los vecinos no se han hecho esperar, similares a la de otros residentes que viven alrededor de un casino.

Claudia Hernández vive a una cuadra del nuevo casino. Ya le tocó ver a un vecino enfurecido porque su cochera fue bloqueada. Él llamó a una grúa y solucionó su problema en ese momento.

Revela que los residentes nunca fueron consultados si estaban de acuerdo o no para que en su colonia se construyera un casino. Los vecinos se quejaron también de que los casinos irrumpieron la tranquilidad con la que se vivía en sus colonias. A cualquier hora del día se escucha el ruido de los autos, las alarmas, los gritos, risas y hasta discusiones de clientes que salen alcoholizados.

15/10/17

Adicción a los videojuegos [15-10-17]


Adicción a los videojuegos

Hay algunos casos en los que los niños han llegado a perder la dimensión de la realidad y del tiempo como consecuencia de tener los mandos en sus manos más de lo debido

Los niños han dejado de lado la ilusión de tener una bicicleta nueva y se han pasado a las pantallas. Concepción Ruipérez Cebrián, pediatra del Hospital Quirón de Torrevieja, explica cómo afecta el uso excesivo de los videojuegos en la salud infantil, aunque un consumo prudente y moderado tiene ventajas

El chip electrónico viene ya perfectamente instalado en las nuevas generaciones y eso hace que los niños tengan mayor capacidad que los adultos para manejar las nuevas tecnologías. La televisión, Internet y, sobre todo, los videojuegos, son los culpables de que, cada vez más, haya una enorme pasión por las pequeñas pantallas.

"Es cierto que las consolas pueden convertirse en una forma de entrenamiento para la mente, pero su uso excesivo puede conducir a graves problemas de salud que son fáciles de prevenir", afirma la doctora Ruipérez.

Las compañías diseñadoras de videojuegos son conscientes de que, al crear algo que contenga un elemento adictivo, sus ventas aumentan considerablemente. Los niños se dedican a intentar pasar de nivel y esto les hace interactuar de manera desmesurada con estos dispositivos.

Hay algunos casos en los que los niños han llegado a perder la dimensión de la realidad y del tiempo como consecuencia de tener los mandos en sus manos más de lo debido

Todos sabemos que este tipo de entretenimiento genera grandes problemas en la salud infantil, pero, si se utiliza con precaución, podemos obtener también beneficios.

"Las ventajas no son lo que más destacan en los videojuegos, pero es verdad que los niños pueden llegar a agudizar la actividad deductiva. Se estimula la lógica, la agudeza visual y se desarrolla también una mayor rapidez en los actos reflejos", señala la especialista en pediatría.

Hay que decir que las facultades que se consiguen gracias a un uso controlado de los aparatos electrónicos son, sobre todo, de coordinación ojo mano, de razonamiento lógico y de capacidad de decisión. Además, el niño podría también ser capaz de trabajar mejor en equipo y de enfrentarse a los retos.

A pesar de estas posibles ventajas, lo que da más que hablar son los riesgos que pueden provocar los videojuegos.

Según Concepción Ruipérez, "la adicción a los juegos virtuales hace que los niños desechen otro tipo de actividades, como es la actividad física, lo que más escasea entre la población infantil de la sociedad actual. Hay poca actividad física en los colegios, y menos aún en las casas. Ahora los niños no juegan en los parques y ya no hacen más de dos o tres horas semanales de ejercicio."

La tendencia al sedentarismo y a la obesidad en la infancia es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los niños adictos a los videojuegos. Ellos evitan al máximo cualquier tipo de actividad al aire libre por su permanente interés en el juego.

Pueden estar constantemente frente a la pantalla y encontrar en la comida rápida una solución para no dejar de jugar. El riesgo de sufrir enfermedades de corazón como los altos niveles de colesterol o la hipertensión es latente en aquellos niños que tienen mayor afición por los videojuegos.

"Se están dando numerosos casos de obesidad infantil y esto produce alteraciones cardiovasculares que, inicialmente, pueden no verse, pero que pueden llegar a provocar infartos de miocardio en la edad adulta joven"

En muchas ocasiones, los niños tienen insomnio porque utilizan de forma exagerada las videoconsolas. Además, si son utilizadas antes de la hora de dormir, producen alteraciones en el sueño, tanto en su estructura como en la conciliación del mismo.

Esto suele afectar al rendimiento escolar, a la habilidad emocional y a las relaciones familiares. "La Asociación Española de Pediatría recomienda menos de dos horas de videojuegos al día y nunca antes de ir a dormir", apunta la doctora Ruipérez Cebrián.

La salud mental también se deteriora por el uso desmedido de este tipo de tecnología, pues, si no existen unos límites, puede intensificarse la posibilidad de que los niños se enfrenten a un mayor aislamiento social.

La ansiedad, la irritabilidad y la ira son otros de los síntomas que señalan una posible adicción al uso de los dispositivos electrónicos.

"Al tener un estímulo permanente que crea una gran adicción, se pierde el contacto social. Hay niños que no tienen facilidad para relacionarse con los demás y encuentran en este tipo de entretenimiento un incentivo para ello"

Siempre es bueno conocer los riesgos de salud que corren los pequeños de la casa y, sobre todo, a la hora de jugar, un momento clave en su día a día.